Garrapatas (Ixodoidea).


Las Garrapatas, son los ácaros de mayor tamaño, considerados como el ectoparásito hematófago más dañinos para los animales domésticos. En nuestros trópicos transmiten numerosas enfermedades virales y de protozoos, en otros paises como en en el Reino Unido, producen la fiebre de las aguas rojas y el louping ill. Algunas producen enfermedad por medio de una toxina, en tanto que todas se alimentan de la sangre de la victima pudiendo llegar a producir anemia. Las garrapatas generalmente molestan al huésped generándole estrés, el animal se rasca incesantemente por la continua irritación dejando de comer, generando una lenta desnutrición, también pueden ocasionar desgaste, al igual que formar heridas con un proceso local, limitado o difuso, caracterizado por la formación de pus en los tejidos inflamados.


Las Garrapatas se dividen en dos familias:
Garrapatas duras o ixódidos; con escudo, géneros ixódes, amblioma, Bhophilus.
Garrapatas blandas; de la familia de los argásidos.


La sangre es su única fuente de alimento, y con un clima favorable pueden esperar por su victima de 5 a 6 meses, periodo en el que logran vivir sin alimento alguno, cada una consume en su ciclo, de 2 a 3 ml, en el proceso de alimentación van introduciendo la saliva en la picadura, creando leves o fuertes infecciones e incluso, llegar a transmitir lo que se conoce como Anaplasmosis y Piroplasmosis.

Garrapata con sus huevos

Enfermedades transmitidas por Garrapatas:
Tularemia
Rickettsia
Fiebre botonosa mediterránea
Enfermedad de Lyme
Tifus
Fiebre de las Montañas Rocosas
Louping-ill
Meningoencefalitis por garrapatas
Hepatozoonosis canina
Enfermedad de Kyasanur
Fiebre del Colorado por garrapatas
Babesiosis
Fiebre bovina por garrapatas
Fiebre hemorrágica de Crimea-Congo
Fiebre reincidente


Cuando una garrapata infectada se alimenta en un terreno, transmite los parásitos -u organismos causales- de la enfermedad en cuestión. El animal enferma, se recupera o muere, dependiendo de la inmunidad. Estas picaduras pueden propagar una enfermedad recientemente identificada como enfermedad de Lyme causada por la Borrelia burgdorferi. Esta enfermedad causa artritis, trastornos del corazón y del sistema nervioso como encefalitis o meningitis. La época de mayor riesgo para contraer esta enfermedad es al final de la primavera y el inicio del verano. Los síntomas por los que se identifica esta enfermedad son similares a los de una gripe común (fiebre, dolor muscular, malestar general, cefalea y fatiga), precedidos de un "eritema crónico migrans" (mancha rojiza circular o sarpullido) como primer signo de la enfermedad.


Las garrapatas se encuentran a menudo en la hierba alta, donde esperan en el extremo de una hoja para intentar engancharse a cualquier animal o persona que pase, una vez terminado el ciclo de alimentación, termina soltándose del animal cuando esta ya se llena, esto puede tardar varios días. En su boca, las garrapatas tienen una estructura que les permite engancharse firmemente al lugar del que están chupando sangre. Lo primero que hay que aclarar es que la mayoría de las picaduras de garrapatas son inofensivas, no conllevan la transmisión de gérmenes patógenos; además, aunque inoculen gérmenes, la mayoría de las veces no se manifiestan síntomas de la enfermedad. Eso sí, una vez detectada la garrapata se debe retirar lo antes posible, sin precipitación, pero sin dejar pasar tiempo innecesario. Se deben descartar métodos tradicionales como el uso de alcohol, aceite, vaselina, petróleo, esmalte de uñas u otros productos, porque crean una especie de película alrededor de la garrapata que impide que respiren, lo que parece acelerar la regurgitación de sangre. Tampoco deben cortarse, quemarse y sobre todo no se debe tirar con los dedos aplastando su cuerpo, pues en este momento podría producirse la inoculación de fluidos infecciosos desde la garrapata hacia el cuerpo del hospedador. La forma correcta de retirarla es usando unas pinzas, de punta estrecha, a ser posible curvadas, con las que sujetaremos la garrapata por su zona bucal, lo más cerca posible de la piel del hospedador, evitando aplastar el cuerpo. A continuación realizar una tracción continua y lenta (podría llevarnos casi un minuto), progresiva, sin excesiva fuerza, nunca bruscamente, en perpendicular a la piel hasta conseguir su extracción. Nunca retorcer la garrapata. Si alguna parte del aparato bucal de la garrapata queda en el interior de la piel, usar la hoja de un bisturí o una aguja para extraer los restos; en cualquier caso si quedara algún cuerpo extraño lo normal es que pasados unos días fueran expulsados por nuestro cuerpo.






















Mas informacion: www.wikipedia.com
Video Youtube: Garrapatas

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo