Sintergética en Veterinaria



La sintergética es una nueva ciencia creada por el Doctor Jorge Carvajal, considerado como el mejor médico bioenergético del mundo. El propósito de la sintergética es la investigación y puesta en práctica de las ciencias de la conciencia, tomando lo mejor y más efectivo, terapéuticamente hablando de las medicinas mas antiguas y modernas del mundo; incluyendo entre otras: ayurveda, acupuntura, homeopatía, auriculoterapia, terapia neural, terapia láser, terapias florales, medicina convencional o alopática y hasta cirugía.




La sintergética tiene como objetivo primordial ver al paciente como un todo integral, de allí que en esta nueva ciencia terapéutica el sintergético debe pensar global pero actual local, haciendo énfasis en el o los puntos de síntesis del organismo, bien sea en el campo físico, en el campo bioenergético o en el campo emocional. Es por eso que en esta medicina los métodos diagnósticos convencionales son bienvenidos, pero su principal forma de diagnosticar es la toma de los pulsos y las resonancias mórficas, que estos pulsos suelen producir en el o los terapeutas involucrados con el paciente.




En todas las grandes medicinas del mundo, el pulso conforma un valuarte como método de determinación de las enfermedades, y para muestra se tiene en la India los pulsos ayurvédicos, que se toman en la arteria radial. En la medicina China, también se toman en la arteria radial, pero estos describen el potencial energético de cada meridiano de ese organismo. En la medicina Coreana, estos pulsos se toman en la arteria carótida, y en la medicina occidental e, pulso es también un valor referencial, solo que no se le da la importancia que tiene este pulso, ya que solo da una lectura de frecuencia, ritmo y fuerza; pero este quiere decir muchas cosas mas. Lo que hace falta es saber los códigos de lectura para ser capaces de leer y descifrar la información contenida en estos. Para todos los cardiólogos o cuya área de interés sea la cardiología, e incluso, para cualquier clínico, la frecuencia de pulso debe estar acorde con la frecuencia cardiaca, de no ser así, se esta en presencia de patologías severas o potencialmente graves en un paciente que presente este cuadro. Pero los códigos de lectura del pulso van mas allá de una simple frecuencia y el ritmo, estos indican información completa del estatus orgánico, emocional y energético del paciente y para esto, la sintergética escoge los pulsos ayurvedicos por ser los mas sencillos de utilizar y además requieren para su lectura una técnica más fácil que el resto de las medicinas. Entonces, se tiene que los pulsos ayúrveduicos son tres:


• Batha
• Phita
• Khapa


Para comenzar a descifrar estos códigos de lectura tenemos que forzosamente que ubicarnos anatómicamente para poder sentir y medir de una manera lo mas objetiva y certera posible. El primer pulso, Batha, esta localizado en la apófisis estiloide del radio, justo encima de ésta. El segundo, Phita, está localizado justo al lado del primero o Batha. Y por último, el tercero o Khapa, está localizado al lado del segundo o Phita.


¿Cómo se leen estos pulsos?


Cada pulso tiene una característica de tacto, y ésta es la que indica la puntuación al médico que la este evaluando. Estos pulsos deben ser medidos bilateralmente y deben poseer un valor individual que oscila del 0 al 3 cada uno, es decir, el máximo valor de la suma bilateral de los pulsos, debe totalizar, un máximo de 18 puntos. De ser así, este paciente no tiene mayores problemas, pero esto casi nunca ocurre. Ahora nos vamos a sumergir en uno de los aspectos más importantes de la evaluación de los pulsos, y son las fugas energéticas. Una fuga energética, no es mas que el desplazamiento extra corpóreo que sufre un paciente cuando su energía se escapa por causa de una apertura de su red físico eterica, o incluso como producto de una herida accidental o de una herida quirúrgica, las cuales crean no sólo fugas energéticas sino también campos interferentes. Estas fugas energéticas originan aquellas enfermedades o dolores inespecíficos que no tiene causa aparente y es impresionante ver como al corregir estas fugas el paciente mejora en la mayoría de los casos casi inmediatamente.


¿Cómo se diagnostican estas fugas?


Anteriormente se comentó que un paciente en óptimas condiciones tiene un puntaje máximo de 18 puntos en sus pulsos, pero, cuando tiene 9 puntos o menos en la evaluación, esto es indicativo de fuga energética, se considera como un signo patognomónico. Pero también hay otras posibilidades diagnósticas como por ejemplo los bloqueos energéticos, los cuales forman verdaderos impedimentos funcionales en nuestros pacientes y en humanos constituyen la causa fundamental de grandes cefaleas, al eliminar el bloque desaparece de inmediato estos dolores.


Retomando el tema de las fugas, es imprescindible eliminarlas, ya que este hecho constituye por si solo una inmensa terapia. Comparándolas con la medicina clásica alopática estas fugas son análogas a las hemorragias, nosotros como médicos veterinarios podemos administrar todos los fluidos, sangre completa, agregados plaquetarios, pero si no se corrigen el origen y la causa de la hemorragia, es poco lo que se puede hacer para preservar la vida del paciente, por lo tanto, la hemorragia así como la fuga energética, deben ser consideradas prioridades terapéuticas. Después de haber corregido estas fugas es cuando se puede proseguir con cualquiera de los métodos o terapias para mejorar la calidad de vida del paciente.


¿Cómo localizar las fugas energéticas?


Para responder esta pregunta es imprescindible aclarar el concepto de resonancia mórfica. Esta es un hecho netamente físico, comprobable y reproducible ante el médico tratante; y no es mas que la frecuencia vibracional que puede ser medible en el pulso del paciente o en el del médico tratante, es decir, que él puede sentir en su propio pulso los pulsos del paciente. En base a ésta, se tiene que comentar sobre el VAS, cuyo siglas en español significan señal autonómica vascular.


La señal autonómica vascular (VAS), se detecta mediante la resonancia mórfica en el pulso radial del paciente, tomándolo el médico con el dedo pulgar, se presiona hasta hacer que desaparezca, luego se va disminuyendo la presión hasta que aparezca el pulso del paciente claro y fuerte.
Acto seguido, con la otra mano del médico y con los dedos en forma de pistola, se pasa esta por las siguientes zonas: cintura interciliar, región atlantoccipital, región subdiafragmática y el piso de la pelvis o región perianal, además, de las cicatrices y heridas. Cuando una de estas zonas está en fuga, el pulso del paciente se dispara en forma repentina y hasta “grosera”, es allí y en ese momento donde se tiene el diagnóstico de fuga.


¿Cómo se corrigen estas fugas energéticas?


Existen dos formas de corrección clásicas, la primera, con rayos láser; y la segunda, infiltrando con pequeñas pápulas de procaína, lidocaína o novocaína. Una vez aplicado el láser o anestésico local se procede a medir nuevamente los tres pulsos radiales del paciente, los cuales tienen que haber sobrepasado los nueve puntos. Es en este momento y sólo en este, cuando el paciente es susceptible de ser tratado con otras terapias que escoja el médico veterinario tratante, de lo contrario se pueden presentar efectos paradójicos.


En mi caso particular, las terapias que más frecuentemente que uso son acupuntura, homeopatía, terapia neural, terapias florales, homeosimetría y medicina alopática.


En el mundo de la sintergética hay una ley que dice que la energía sigue al pensamiento, pero recordemos que no hay un pensamiento eficaz si no existe la ACTITUD.


El ser apto para algo, sirve de muy poco si no se posee en ese momento la actitud correcta. Entonces la pureza de intención, el pensamiento y la acción van en una misma dirección.


Con una actitud correcta y criterio constructivo, se tendrán pacientes más sanos y muchos propietarios agradecidos.























Med.Vet. Héctor Jurado

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo