Por la visión equina

La doctora Dineli Bras evalúa la visión de la dosañera nativa Okairy M., la mejor potranca del momento. La especialista indicó que la condición más común en los caballos de carreras es la existencia de úlceras de córnea que se producen como consecuencia de la entrada de polvo en los ojos y golpes causados por piedras o tierra.


Fuente: www.primerahora.com
Joe bruno ortiz / Primera Hora


sábado, 6 de noviembre de 2010 



Los factores para que un purasangre de carreras tenga un desempeño distinto a lo esperado en un evento hípico son variados. Entre ellos se encuentran los problemas con la salud visual del equino, lo que representa un elemento ignorado por parte de quienes tienen a su cargo el acondicionamiento físico de los ejem-plares.


Esto es así en los casos de los caballos que no demuestran síntomas de problemas con la visión, los que generalmente son similares a los que sufrimos los seres humanos. Así lo dio a conocer la doctora Dineli Bras, única oftalmóloga veterinaria en Puerto Rico con cerca de diez años de experiencia, que demostró a Primera Hora el proceso para realizar un examen oftálmico a un ejemplar de carreras.


Bras, quien obtuvo su doctorado en Medicina Veterinaria de la Louisiana State University, cuenta con vasta experiencia en su especialidad en los Estados Unidos y actualmente está a cargo del Departamento de Oftalmología del Centro de Especialistas Veterinarios de Puerto Rico (Cevet).


Para la realización de este reportaje, Bras visitó el área de cuadras del hipódromo Camarero, donde se tomó como modelo a la dosañera nativa Okairy M., gracias a la gentileza de su entrenador Ramón Morales y su equipo de trabajo.


Éstos quedaron muy satisfechos, ya que de acuerdo con Bras, la visión de la potranca está en excelente condición.


Al llegar a la jaula de Okairy M., inicialmente Bras evaluó su visión a distancia, acercando y alejando una de sus manos contra los ojos de la potranca para observar las condiciones de la simetría entre ojos y la órbita de éstos.


“Se evalúa la visión en los cuatro cuadrantes, que son dorsal, ventral, nasal y lateral. Este procedimiento se hace con lo que se llama un menace response, con un leve desplazamiento de mano para que el caballo vea movimiento y sombra. Además, se evalúan los nervios óptico y facial. El óptico es el de visión; el facial, el que lo ayuda a parpadear”, explicó Bras.


Luego de este rápido proceso, se evalúan las pupilas del animal, procedimiento conocido como pupilary light response, que ayuda al especialista a examinar la respuesta de la pupila a la luz.


“Se inerva el iris para que contraiga y abra. Se busca que responda al estímulo de luz y los fotorreceptores de la retina. Para ayudar a esto, se utiliza un agente dilatador para evaluar la cámara anterior y cámara posterior del ojo”, indicó Bras, quien señaló que este proceso puede demorar unos 15 minutos.


“Se usa biomicroscopía con un slit lamp portable para evaluar todo, los párpados, iris, lente, conjuntiva, córnea y la cámara anterior. Se evalúa que el humor acuoso no tenga inflamación intraocular”, añadió.


Luego de realizar ese examen, el siguiente paso es el de oftalmoscopía indirecta, para evaluar la condición de la retina, sus vasos sanguíneos y el nervio óptico.


Finalmente, se realiza una tonometría para evaluar las presiones intraoculares entre la córnea (la superficie frontal del ojo) y los cristalinos, localizados detrás de la córnea. Ese espacio es ocupado por un líquido transparente que ayuda a mantener el ojo saludable.


“Se evalúa también la posibilidad de que el paciente experimente glaucoma. Si hay demasiada presión o líquido en el ojo, el nervio óptico, que es el que lleva las imágenes que ve desde la retina hasta el cerebro, se puede dañar”, dijo Bras.


La especialista indicó que la condición más común en los caballos de carreras es la existencia de úlceras de córnea que se producen como consecuencia de la entrada de polvo en los ojos y golpes causados por piedras o tierra.


“Usualmente, esa condición, si no causa una perforación o progresa, se puede tratar. Los caballos también padecen de hongo, ya que cuando hay úlceras los patógenos oculares entran y entonces se convierten en úlceras que no sanan porque progresan al no ser tratadas”, explicó.


“Cuando el caballo sufre una úlcera, esa inflamación lleva a otro problema usual, que es la catarata. Es como una secuela, ya que una cosa te lleva a la otra”, dijo Bras, quien desarrolló un innovador procedimiento ocular para los animales denominado cirugía de glaucoma intraocular, un tratamiento láser que ayuda a mantener balanceada la presión ocular.


Como veterinaria, la doctora Bras está capacitada para atender todo tipo de animales, de diferentes tamaños, desde especies exóticas hasta caballos, ganado vacuno, aves, perros y gatos, entre otros.


“Mi objetivo es cuidar la visión de nuestras mascotas y a su vez promover la salud preventiva para evitar que se desarrollen enfermedades. Al igual que nosotros visitamos al oftalmólogo anualmente como medida preventiva, debemos hacer lo mismo con nuestras mascotas, aunque no tengan problemas de visión o problemas con sus ojos”, añadió.


Entre los servicios que Bras ofrece en Cevet se encuentran reconstrucción de párpados, trasplantes de córnea, prolapso de la glándula tercio del párpado (ojo de cereza), enucleación (extirpación del ojo), injerto de córnea conjuntiva, la eliminación de cataratas y reemplazo del lente, procedimientos para el glaucoma, tratamientos de láser, remoción del lente y las prótesis oculares.


Para más información, puede comunicarse a Cevet al 787-708-4545. (Puerto Rico)

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo