Denuncian que algunos centros de equinoterapia ejercen sin el necesario rigor (España)

Fuente: www.abc.es
04-12-2010
Lleida, 4 dic (EFE).- Cada vez son más los beneficios que se conocen de la equinoterapia, es decir, del uso del caballo con fines terapéuticos, lo que ha comportado una cierta proliferación de centros de este tipo, pese a que en algunos casos ejercen sin el necesario rigor médico, según han denunciado a Efe algunos expertos.

De antaño es conocido que la equinoterapia o hipoterapia resulta eficaz como tratamiento complementario en personas con discapacidad física o mental o con problemas diversos, como trastornos del lenguaje, de la conducta o de la autoestima.

El interés por la equinoterapia ha ido en aumento en los últimos años en todo el mundo y también en España, donde se han abierto multitud de centros, pese a que muchos de ellos no disponen de los profesionales ni de los métodos adecuados para llevar a cabo terapias ecuestres.

"El nombre de hipoterapia es un término genérico que en la mayoría de los casos y por desgracia es aplicado en muchos centros sin el debido rigor médico", según ha explicado a Efe la secretaria ejecutiva de Andrómeda Fundación, Roser Comas.

Andrómeda Fundación, entidad sin ánimo de lucro que desarrolla actividades relacionadas con los tratamientos con caballos, ha demostrado, además, que el contacto con estos animales sirve para "revitalizar" el organismo humano y ayuda a sentirse mejor tanto a ancianos como a enfermos de fibromialgia, una dolencia que causa fatiga extrema y dolor y que afecta principalmente a las mujeres.

En un estudio pionero, a trece de estos pacientes se les aplicó el denominado Método Centauro, consistente en utilizar equinos debidamente adiestrados como medio de estimulación y de activación de los movimientos y los sentidos, y los resultados, según los propios afectados, fueron sorprendentes, pues experimentaron una notable mejora en áreas como la movilidad, la flexibilidad, la coordinación y, sobre todo, los ataques de dolor.

Según recuerda a Roser Comas, existe un viejo refrán inglés que dice: "No hay nada tan beneficioso para el interior de un hombre como el exterior de un caballo".

Y es que el contacto con el caballo proporciona múltiples sensaciones que influyen positivamente en ámbitos como el psicológico, el físico, el social, el sensorial o el motor.

Estas bondades de la equinoterapia son de sobras conocidas en Europa y en países como Estados Unidos, donde existen más de 3.000 centros dedicados a este tipo de tratamiento.

Precisamente, el pasado mes de septiembre inició su actividad en Juneda (Lleida) un nuevo centro de equinoterapia, la Fundación La Manreana, que ofrece terapia profesionalizada con caballos a personas con algún tipo de discapacidad o con riesgo de exclusión social.

El presidente de la Fundación, Jaume Graus, destaca, en una entrevista con Efe, que el centro realiza terapia adaptada a las necesidades de cada usuario y con personal cualificado, pues cada uno de ellos está acompañado durante la sesión por una fisioterapeuta y una educadora especial.

"Son actividades dirigidas a usuarios de todo tipo, con un déficit concreto, como síndrome de Down, con problemas de comunicación, de motricidad, con parálisis cerebral, o bien a todas aquellas personas que quieran trabajar más a nivel emocional o de autoestima", explica la coordinadora del centro, Belén Franquet.

Como afirma esta profesora de educación especial y experta en intervención psicoeducativa asistida con caballos, la mejora que experimentan las personas que realizan terapia es "global", aunque los cambios son quizá más evidentes en el área relacional y de mejora de la comunicación.

Pero en este tipo de terapias, tan importante como realizar unas actividades adecuadas a los problemas que presenta cada usuario es un escoger un caballo apropiado para cada persona.

"De igual forma que entre nosotros tenemos ciertas afinidades, que detectamos de inmediato dentro de un grupo de personas, lo mismo ocurre entre personas y animales. Por lo tanto, tendremos que procurar unir personas y animales que tengan mutua afinidad", comenta Roser Comas.

En esta elección, como apunta la responsable de Andrómeda Fundación, el terapeuta que utiliza caballos tiene que actuar como un buen psicólogo, tanto de personas como de animales.

Según coinciden los expertos, las yeguas son más efectivas que los caballos a la hora de realizar terapia, especialmente las jóvenes de entre tres y seis años.

Además, de entre todas las razas, es preferible la Criolla por su pequeña estatura, ya que así se proporciona una mayor confianza al paciente, y en concreto los ejemplares de pelo castaño a negro, porque este color atrae menos a los insectos voladores. EFE gb/mg

Comentarios

Temas más visitados

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Castración en el caballo

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo