Secretos de un susurrador de caballos (Bolivia)

Fotos: Selwyn Paniagua

Fuente: www.laprensa.com.bo
Por: Aleja Cuevas

Félix Novo López es un apasionado jinete, especializado en el adiestramiento de equinos y en el uso de estos animales en terapias alternativas para la salud física y mental. Es cubano y radica en Bolivia.

Antes de nacer, ya galopaba en el vientre de su madre, lo que quizás anticipó su destino. Toda su vida tuvo una relación especial con los equinos. Félix Novo López es un cubano especializado en la doma racional de estos animales, vale decir, es un “susurrador de caballos”.

Nacido en La Habana, Cuba, el hombre de 58 años tiene una particularidad en el rostro que llama la atención a quien lo mire. Sus ojos grises tienen el iris bordeado por un color celeste, igual que los de su caballo Hadi.

Aunque ya vive 10 años en Bolivia, su acento cubano es todavía notorio. Está casado con María Rosa, madre de sus hijos Nicolás, de nueve años, y María José, de cuatro.

Entre sus bienes está un jeep de color negro. “Es chiquito, pero acogedor”, dice mientras lo conduce. Félix invita a Somos a dar un paseo por la hacienda Ponderosa, donde practica hipoterapia con niños y también lo que se denomina doma racional de caballos.

Durante el viaje de hora y media, desde el centro de la ciudad de La Paz hasta Mecapaca, donde se halla el recinto, el cubano hace un repaso de su vida, siempre relacionada con el equino.

Félix, el segundo hijo de tres hermanos, recuerda que desde niño, cuando vivía cerca del aeropuerto internacional de La Habana, le gustaban los equinos. “Tenía un amigo diestro en los caballos, él me enseñó a ser un jinete, porque si bien sabía montar, no era lo mismo; uno puede tener bicicleta, pero no es ciclista; uno puede cantar, pero no significa que sea cantante”.

Su mayor diversión durante las vacaciones de colegio era trabajar en ferias, en las que se domaban caballos, ahí se dio a conocer como adiestrador. “‘Oye, chico, que lo haga el ‘flaquito’, me decían”, recuerda el cubano.

Una vez que aprendió las reglas básicas de la equitación, se convirtió en un experto en la materia, tanto así que representó a su país en campeonatos internacionales (México y Polonia). Aquella experiencia tuvo lugar entre 1968 y 1973. Después se formó como veterinario.

En la zona de Yupampa, en Mecapaca, se encuentra la hacienda Ponderosa. Un extenso espacio abierto con árboles frutales y pastizales acoge a una veintena de caballos, con los que se practica hipismo, se aprenden las técnicas de doma racional y se realiza hipoterapia. Es un establecimiento privado que atiende a personas interesadas en estas actividades.

Mientras realiza un recorrido por las caballerizas, explica que ningún caballo nace domesticado. “Es como un niño al que se lo guía para caminar, leer y escribir”.

Lo que es importante, reitera Félix, es mantener sano al animal. Ello requiere de un régimen de alimentación y de un estilo de vida que demanda cuidados especiales.

Félix resalta la importancia del caballo en la historia de la humanidad: fue un animal que ayudó a labrar la tierra, cargó mercancías, combatió en guerras e incluso resaltó las figuras de gobiernos como el de Napoleón Bonaparte, en Francia.

Para domar a un equino —explica el experto—, se necesita entre dos y tres meses. Pero si se busca que éste tenga habilidades más desarrolladas, se requiere de más tiempo.

Y continúa: al proceso de amansamiento del animal se denomina doma racional, una técnica que facilita el entendimiento entre el domador y el equino.

“Por ejemplo, es importante la primera mirada, los ojos pueden manifestar el estado de ánimo del caballo; un gesto puede indicar la disposición que tiene con una persona. Cuando uno llega a conocerlo, puede interpretar sus movimiento. Las orejas hacia atrás son una muestra de agresividad, pero si están hacia adelante, es un mensaje de agrado. No se debe gritar, pues el equino reacciona de inmediato”.

En el adiestramiento equino no debe existir ningún tipo de maltrato hacia el animal, hay que tener paciencia, destaca Félix. Este principio es clave para tener éxito en la doma, pues el caballo llega a ser dócil entre dos y tres meses, aun con un trabajo constante.

Gracias a su habilidad en el manejo de los equinos, Félix tuvo la oportunidad de hacer el doble de un actor de cine. Trabajó en el rodaje de la película Blackthorn, filmada en Potosí, junto al español Eduardo Noriega. “También entrené a varios de los actores porque en las escenas debían actuar algunos jinetes”.

Desde hace 10 años reside en Bolivia, país al que ama como a su natal Cuba. No obstante de que La Paz, donde ha hecho su hogar, le resulta un poco caótica, celebra su carácter cosmopolita; le encanta. De La Habana tiene nostalgias, pero más de su familia y el mar.

La hipoterapia

Además de ser un experto jinete y un “susurrador” de caballos, Félix Novo López utiliza la hipoterapia para ayudar en el tratamiento de diferentes afecciones, particularmente en los niños. La monta terapéutica es una actividad rehabilitadora, reconocida en todo el mundo.

La técnica consiste en aprovechar los movimientos tridimensionales del caballo para estimular los músculos y articulaciones de la persona que lo monta. Además, el contacto con el equino tiene efectos favorables a niveles cognitivos, comunicativos y de personalidad.

Pero no sólo los niños con problemas de salud físicos o mentales pueden practicar la hipoterapia, llamada también equinoterapia. Se ha verificado que la monta sobre el caballo crea una sensación de seguridad en uno mismo, lo cual puede favorecer en el desarrollo de la autoestima.

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo