El caballo como Industria

El Dr. José Luis Canelón Pérez junto al ejemplar "Catedrático"
Foto: Grupo Caballo Criollo Venezolano.


Por: M.V. MSc. José Luis Canelón Pérez.
Jineteycaballo.blogspot.com 

La concesión de créditos a muy largo plazo y bajo módicos intereses ha sido una de las formas que la Junta de Fomento Equino consideró más eficaces en el sentido de propender al fomento del caballo Criollo, pues representaba una gran ayuda para los criadores interesados. Cito textualmente a la Revista de Fomento Equino Nº 22 Octubre 1954. El monto total de estos créditos fue de Bolívares Cuatrocientos Ochenta y ocho mil ciento cuarenta y ocho (Bs. 488.148,oo) repartidos entre siete criadores de la época.

Si, estimados lectores, hubo una época en Venezuela en que se creía, como se cree en otros países todavía, que la cría de caballos es una industria merecedora de financiamiento como cualquier otra, que representa una riqueza y que como tal, debe ser tratada y entendida.

La American Horse Council (AHC) en Estados Unidos (USA) por ejemplo, ha realizado una convocatoria pública a 160.000 personas o instituciones el mes de Octubre pasado, para estudiar el impacto económico nacional de la Industria Equina. La lista de los convocados incluye miembros de las asociaciones de criadores, haras, hipódromos, organizadores de eventos hípicos y diferentes servicios para equinos.

Desde 1996 no se realiza un estudio de este tipo en USA, cuando se estableció que la Industria Equina en todos sus segmentos, incluyendo carreras, ferias y recreación, tuvo un efecto de 112 billones de dólares en la economía Norteamericana, con la participación de 7 millones de ciudadanos, 6.9 millones de caballos y dio soporte a 1.4 millones de trabajos a tiempo completo. Este estudio documentó a la industria en relación al tamaño, diversidad e importancia económica para el gobierno y los medios de comunicación social.

Tengo entendido que para Francia la Industria Equina (IE) representa el tercer productor de divisas para el país. Representado por la exportación de equinos de diferentes razas y aptitudes (Carreras, Salto, Endurance) además de diferentes elementos relacionados, como arneses, medicinas veterinarias, alimentos, vehículos, germoplasmas y tecnología aplicada.

En Canadá la inversión anual en caballos en Alberta anda por $ 437 millones y en la British Columbia por $ 394 millones y genera alrededor de 470.000 empleos directos. La diversidad posible de empleos que están incluidos en la IE es considerable, y aunque la lista es casi interminable, voy a mencionarles algunos. En salud animal: Medicina Veterinaria, Acupuntura, Terapia Magnética, Homeopatía, Investigador, Nutricionista, Extensionista, Asistente de Veterinaria, Técnico de Laboratorio, Dentista, Herrero, Profesor a diferentes niveles. En asociaciones de criadores: Personal Administrativo, Personal Obrero, Personal Técnico, Registrador; Juez, Asistente de Juez, Organizador de Eventos. En actividades recreativas: Promotor, Guía, Administrador de lugares vacacionales. En programas del Gobierno: Policía Montada, Instructor de Niños Especiales (Equinoterapia). En Manufacturación, Distribución y Ventas: Talabartero, Alimento Concentrado, Productos Veterinarios, Libros y Revistas.

En la Industria Publicitaria: Editor, Escritor, Promotor, Director Artístico. En Compañías de Seguro: Asegurador. En el Hipódromo: Entrenador, Jockey, caballericero, etc.

En fin parece que los caballos en muchas partes del mundo representa una verdadera fuente de riqueza.

En nuestro país, la visión actual de la cría de caballos o su disfrute, es completamente diferente a la que se tenía en 1954. No hay programa crediticio para este rublo ni en el sector público ni en el privado.

Personalmente tuve la experiencia hace ya algunos años, de que se negara una beca para estudios de cuarto nivel porque los equinos no eran de importancia económica para el país, esa fue la opinión del CONICIT

Algunos pensaran, que se trata de una actividad suntuosa y relacionan directamente al caballo con grupos sociales de alto poder adquisitivo. Indiscutiblemente que un porcentaje de los equinos nacionales caerán bajo esa premisa, pero otro porcentaje seguramente mayor, forma parte del engranaje productivo agropecuario cuyo valor no es todavía apreciado, y ciertamente, ambos son responsables de una serie de empleos directos e indirectos.

Esta mentalidad hace que no se incluyan los equinos como elementos productivos, aunque la tendencia, por lo menos entre los ganaderos, es a considerarlo entre los activos de la finca.

Una explotación ganadera de carne de carácter extensivo, si no valora y cuida sus caballos, tendrá la necesidad de compararlos a otros, seguramente a un precio mayor que el de su propia producción, así mismo, para aquellos productores agrícolas que utilizan el caballo en sus labores. Parece que hace falta una política que mire al caballo y los equinos en general como una industria.

Sería interesante investigar, como en otros países, Cuál es el impacto de la Industria Equina en la economía nacional venezolana.

El caballo representa una riqueza nacional que debe ser cuidada, mejorada y apoyada tanto por el sector Público como por el Privado.

Dr.José Luis Canelón Pérez, MV. MSc. VB 72 
Venezuela.
Contactos:
0414-529 77 24

Serviequinospdte05@yahoo.com

JineteyCaballo.blogspot.com Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo