Kinesiología en el caballo. ¿Qué es y para qué sirve?




Es una terapia holística y trabaja de manera energética sobre las emociones.
Se basa en la filosofía de que las enfermedades y males del cuerpo vienen
producidos por desequilibrios emocionales. De hecho Heike Kemmer del equipo
olímpico alemán, trabaja con el kinesiólogo Eckhart Meyners regularmente.


Es una terapia genial para los casos que dejan a los veterinarios perplejos, sin poder dar respuesta
del porqué el animal está decaído. Por ejemplo, si de repente sufre una pérdida de peso pero sigue
comiendo, o también en casos de no saber por qué el caballo deja de comer. Se recomienda también
como terapia complementaria a la veterinaria para ayudar al caballo a mantener su equilibrio
emocional antes y después de tener que pasar por el quirófano, etc. Es muy eficaz en estados de
estrés que tienen como consecuencia el tragar aire o el balanceo en la cuadra, relaja el animal y lo
libera de las emociones causantes del estrés. Es igual de recomendable para caballos completamente
sanos pero que tienen que viajar y concursar mucho. La kinesiología los dejará más tranquilos y
dispuestos a trabajar. Por las mismas razones se tendría que tratar un caballo recién comprado para
que su transición de casa y dueño sea lo más relajada posible.

Todos somos culpables en algún momento u otro de no tomar los sentimientos de nuestros animales
en cuenta.

Los caballos son animales muy sensibles, que saben de que humor estamos, si estamos tristes,
alegres, deprimidos, etc. Ellos reaccionan a nuestros sentimientos, y a veces nos acompañan en
ellos, a veces nuestros sentimientos los asustan y se vuelven confusos porque no los entienden. De
cualquier manera, en estos casos, el caballo sufre un desequilibrio emocional. Luego existen todos
aquellos sentimientos que ellos padecen y que vienen producidos por nuestra manera de tratarlos,
como cambiarlos de hípica, ir de competición en competición, obligarles a vivir dentro de una
cuadra, clavarles herraduras, en definitiva todo aquello que va en contra de su naturaleza.
La kinesiología utiliza los músculos para averiguar el estado energético de los órganos del cuerpo.
La kinesiología aplicada prueba todos los músculos principales uno por uno, mientras la
kinesiología holística utiliza el AR (Arm Reflex), donde el terapeuta estira de los brazos del
paciente y obtiene información a través de toda la cadena muscular.

La sesión de kinesiología en el caballo


Una sesión empieza con un pequeño test para averiguar si las condiciones son adecuadas para
empezar la sesión. Cuando vemos que se puede seguir adelante, se trabaja sobre un objetivo. Puede
que sea tan específico como aumentar el apetito del animal, falta de energía, tragar aire, balanceo en
la cuadra, o se puede intentar a cambiar actitudes del caballo en la pista, pereza, sustos, no moverse
de manera correcta, falta de conexión con el jinete.

Una vez establecido el objetivo, se hace un recorrido por todos los campos para ver dónde le está
afectando este problema y liberamos las emociones detrás de ello, así llegando a la raíz del
problema y no sólo poniendo un parche para esconderlo. Se efectúan las correcciones que pide el
propio cuerpo del animal, por lo tanto siempre son las adecuadas para la situación y no se somete el
cuerpo a ningún estrés que no puede tolerar.

El cuerpo también nos dice si hemos arreglado la situación con una sola sesión o si requiere más
tratamientos. Según el objetivo se suele necesitar de 1 a 4 sesiones.

Para problemas más graves de salud, como pueden ser infosuras, tendinitis, cánceres o cólicos se
recomienda la kinesiología como tratamiento complementario al de su veterinario habitual. Sobre
todo si son problemas recurrentes ya que será más probable que haya un trauma emocional detrás de
los síntomas que no desapareceran con antibióticos u otros medicamentos alopáticos.

Los caballos agradecen mucho las sesiones, demostrando mucho interés en lo que les estoy
haciendo. También comparten emociones que sienten en ese momento y llegamos a tener un mejor
entendimiento del porqué son como son. La mayoría de los caballos tienen un pasado del cual
somos completamente ignorantes y nos llegan con mucho equipaje.04/07/12 Kinesiología en el caballo.
es.scribd.com/doc/47306355/Kinesiologia-en-el-caballo 3/6



Kinesiología en el Jinete

Como vimos sobre kinesiología en el caballo, la
kinesiología es una terapia holística y trabaja de manera energética sobre las emociones. Se basa en
la filosofía de que las enfermedades y males del cuerpo vienen producidos por desequilibrios
emocionales.

Se puede usar en el caballo para mejorar y mantener su salud emocional y también se puede aplicar
la misma terapia al jinete para ayudarle a liberarse de cualquier estrés emocional o físico que puede
estar sufriendo a la hora de montar a caballo. Se puede aplicar a jinetes de todos los niveles, desde
el principiante que quizás sufra pánico al subirse hasta los jinetes de la más alta competición para
ayudarles a eliminar cualquier bloqueo físico o emocional que tenga e impida que luzca su máximo
potencial. De hecho Heike Kemmer del equipo olímpico alemán, trabaja con el kinesiólogo Eckhart
Meyners regularmente.

Se puede clasificar los problemas de un jinete en dos grupos principales: psicológicos y físicos. Los
psicológicos serían problemas que incluyen cualquier tipo de miedo o falta de confianza, miedo al
caballo en sí, a concursar, al público, al fracaso, se queda bloqueado ante el salto...... Los físicos
serían problemas de equilibrio en la silla, botar demasiado, cabeza que cabecea, cuello de cisne, una
pierna tiene sensación de estar más larga que la otra, un hombro caído.... Luego hay problemas
como las rodillas que suben, tensión en los hombros, tensión en las manos o gestos involuntarios
con las manos que pueden derivar de los dos grupos, ya que son reacciones físicas muy a menudo
ligadas directamente a algún tipo de miedo. Puede ser un miedo completamente ajeno a la monta, la
pareja no funciona, falta de dinero, el trabajo etc.

Con la kinesiología se trata de cambiar la memoria negativa de las células del cuerpo a una
positiva. Cada trabajo es específico a cada persona, no sirven las recetas ya que cada cuerpo
responde al estrés de manera única. Puede ser que yo necesite masajear los glúteos para relajar los
hombros y que otra persona necesite todo un trabajo emocional para conseguir lo mismo.
Los problemas del grupo psicológico se suelen corregir con un trabajo energético que puede incluir
terapias con imanes, piedras, acupresura, reiki, equilibrio de chakras, flores de Bach etc., y si
posible es mejor hacer la terapia en camilla en la consulta. De no ser posible, se puede hacer
sentados en una zona tranquila de la hípica.

La mayoría de los problemas físicos ubicados en la parte superior del cuerpo, ya sea hombros o
cabeza, se originan en la zona pélvica; por más que el profesor te diga de relajar los hombros, no
vas a conseguir nada si no relajas la cadera. Lo mismo podemos decir para el efecto cisne del
cuello o la cabeza que no deja de cabecear. Si no se sabe de donde proviene la tensión, se puede
averiguar a través de unos simples tests musculares. Con los mismos tests se puede averiguar la

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo