Osteocondrosis en Equinos

Foto: Diana Volk

Por: Dr. Mario Peralta P. y Dr. Ramón Batalla. Costa Rica
Fuente:engormix.com
Jineteycaballo.blogspot.com

Osteocondrosis en equinos es un tema que hemos querido tocar ya que en la práctica cotidiana podemos apreciar que tenemos esta patología más de lo que se piensa y sin dejar de lado el factor genético, en el desarrollo de O.C.D., el cual nos va ir dañando el pie de cría en las diferentes razas. Este trabajo lo hemos realizado con la gran ayuda del uso de radiografías digitales, las cuales poseen una alta resolución ayudándonos a tener una mayor capacidad diagnostica en la ortopedia de los equinos (ilustramos el tema con unas radiografías digitales de diferentes casos, para mayor entendimiento de esta patología.)

La Osteocondrosis es una enfermedad degenerativa de las articulaciones del caballo. También se le conoce como Osteocondritis Disecante (OCD). Desde que fue reconocida hace más de 50 años, ha producido importantes pérdidas económicas en la industria equina mundial. Las estimaciones más realistas sobre la OCD, establecen una prevalencia que oscila entre el 5-20% y afecta a todas las principales razas de caballos. Según estimaciones del Dr. René van Weeren de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Utrecht(Holanda), cada año en el noroeste de Europa unos 20.000 potros se ven afectados por alguna forma de Osteocondrosis.

La OCD en caballos se encuentra dentro de un grupo de enfermedades conocidas como Enfermedades Ortopédicas del Desarrollo. Son enfermedades que se presentan durante el primer año de vida de los potros, y pueden generar serias consecuencias como caballos adultos. Algunas de estas enfermedades son:
           
1.- Osteocondrosis.
2.- Lesiones quísticas subcondrales.
3.- Deformidades angulares de las extremidades.
4.- Fisitis.
5.- Deformidades flexurales de las extremidades.


Estas enfermedades se presentan como consecuencia a múltiples factores, principalmente genéticos y nutricionales. Otros factores que pueden contribuir al desarrollo de estas enfermedades son los siguientes:

1.- Traumatismos biomecánicos
2-  Mala conformación
3.- Estrés mecánico debido a ejercicios inapropiados
4.- Crecimiento demasiado rápido
5.- Obesidad y nutrición desequilibrada o inadecuada.

Una o varias combinaciones de estas causas pueden producir la enfermedad. Son los factores medio ambientales, o de manejo, los que determinan si el potro desarrollará finalmente la enfermedad.

Etiopatogenesis.

Esta enfermedad se da como consecuencia del rápido desarrollo de los potros. Al nacer, las articulaciones de los potros son hechas de cartílago. Conforme el porto crece, el cartílago se va osificando mediante un  proceso que se llama osificación endocondral. La Osteocondrosis es una enfermedad degenerativa que se caracteriza por un fallo en este proceso. Estos disturbios de la osificación endocondral resultan en irregularidades en el grosor del cartílago epifiseal. Esto crea áreas de debilidad focal y afecta la nutrición del cartílago, resultando en zonas de necrosis, que mediante fuerzas biomecánicas, forman fisuras en el cartílago y desprendimiento de los fragmentos. Estos fragmentos, una vez separados se osifican y pueden permanecer unidos al resto del hueso, o quedar libres en el interior de la articulación. Si estos fragmentos se desprenden, pueden causar daño y erosión sobre las superficies articulares. En muchos casos se acompañan de un  aumento de la cantidad de líquido sinovial en el interior de la articulación, lo que se conoce como Sinovitis, con el consiguiente defecto estético, y en algunos casos dolor y cojera. La enfermedad puede aparecer en los primeros meses de vida, en los que pueden producirse curaciones espontáneas. Durante este tiempo las lesiones son muy dinámicas, haciéndose estables a partir del año de edad.  
Factores Principales en el desarrollo de OCD. 
  • 1- Factores nutricionales. En la buena intención de los caballistas de desarrollar a sus potros en óptima condición, se comete en muchos casos el error de sobre-alimentarlos durante su crecimiento. Hay que controlar muy bien la dieta de las ganaderías, especialmente la cantidad de energía suministrada a los animales, la fuente de esta energía, y los potenciales desbalances minerales, entre otros. Uno de los problemas más comunes en los potros jóvenes, es la excesiva cantidad de energía en su dieta, principalmente maíz (Costa Rica), produciendo un crecimiento acelerado y engorde. Todas estas situaciones pueden contribuir a la aparición de las diferentes enfermedades ortopédicas del desarrollo. En estudios sobre OCD hechos en Estados Unidos (Pagan 1996) se comprobó que potros con una tasa de crecimiento muy rápida entre los 3 y 8 meses, tenían más probabilidad de desarrollar lesiones de Osteocondrosis que potros con desarrollo más lento. No solo hay que controlar la cantidad de energía consumida sino la relación entre los distintos minerales. Otros estudios demostraron que desbalances y desequilibrios entre minerales tales como el calcio y fósforo pueden predisponer a la aparición de enfermedades del desarrollo. También existen trabajos que indican que es importante cuidar la relación entre el cobre y el zinc, especialmente en la hembra gestante y durante el crecimiento del potro ya que los desequilibrios entre estos dos minerales pueden predisponer también a la aparición de estas enfermedades. Si bien el proporcionar, a la yegua y al potro, una nutrición apropiada durante la gestación y lactancia, no garantiza que tengamos caballos adultos sanos sí existen evidencias que demuestran que estas prácticas ayudan a reducir el riesgo de padecer numerosas dolencias y enfermedades (Harris, 2005). 
  • 2- Factores Genéticos en el desarrollo de OCD. En estudios realizados en algunos países del norte de Europa y Estados Unidos, se ha demostrado que algunas presentaciones de la enfermedad tienen un importante componente genético. El factor genético puede representar hasta el 25% de las presentaciones de la enfermedad. La OCD puede presentarse en cualquiera de las articulaciones del caballo, habiendo algunas articulaciones y locaciones específicas que son más comunes. Las lesiones principales y mas comunes de dan en los corvejones, en los menudillos y el las rodillas. También se encontró que la Osteocondrosis del corvejón era la de mayor incidencia (hasta un 85%), y que tenía un componente genético más fuerte que la Osteocondrosis del menudillo y la rodilla. Gracias a la radiología digital, se han podido hacer estudios científicos y de campo, que han demostrado a los criadores de caballos cuales son las líneas de sangre que más tendencia tienen a desarrollar o no la enfermedad.  
Impacto económico de la enfermedad. La Osteocondrosis tiene un fuerte impacto en la economía de la industria equina mundial, mediante los costos que el tratamiento y cirugía representan en decenas de miles de animales por año. También se dan perdidas económicas importantes indirectas, ya que muchas razas tienen estrictas regulaciones en las que no registran los caballos que presenten evidencia de OCD, lo que implica la exclusión de una parte importante del pool genético. Finalmente se reportan grandes pérdidas económicas como consecuencia de  la pérdida de valor de los animales que presenten evidencia radiológica de la enfermedad sin importar su desempeño y capacidad atlética. Estos factores hacen que la OCD sea una de las enfermedades ortopédicas  más importantes en caballos y sin duda alguna es el más importante de los desordenes ortopédicos de desarrollo.

Se puede reducir la incidencia de OCD mediante cambios en el manejo? Si. En España, las ganaderías de Pura Raza Española han podido ir seleccionando sus animales tomando radiografías para la identificación de Osteocondrosis desde temprana edad. Mediante la selección se disminuye así la incidencia de la enfermedad en las fincas, y se minimizan estas perdidas. Se recomienda chequear los animales jóvenes de la ganadería, tanto machos como hembras como sus ascendientes, mediante la realización de un estudio radiológico de 10 radiografías de las principales articulaciones del caballo. Se han estandarizado los criterios acerca de las características de lesiones de Osteocondrosis y existen sistemas de puntuación en algunas razas para categorizar el grado de afección de los animales. En el caballo PRE, El Tribunal de  Reproductores Calificados ha creado los lineamientos para el estudio de OCD en la raza, y podemos accesarlo a través de la página web de la Universidad de Córdoba en España. Esto se ha hecho con el propósito de proveer al ganadero una herramienta para hacer una mejor selección de sus animales y poder también aportar información de valor para la investigación de la enfermedad. Este tipo de radiografías se pueden realizar a partir del año de edad, momento en que las lesiones se hacen estables, con lo que se conseguiría un diagnóstico más precoz de la enfermedad. 

Otro factor a tener en cuenta es el control del ejercicio durante el primer año de vida. Todavía no se sabe con exactitud, cuál es el nivel de ejercicio adecuado, para que un potro tenga menor predisposición a la aparición de la Osteocondrosis; pero lo que sí se sabe es que, si evitamos que los potros estén demasiado tiempo estabulados durante el primer año de vida y facilitamos que se ejerciten libremente, estaremos contribuyendo de forma adecuada a prevenir la enfermedad.

 La Dra. Pat Harris (2005) da las siguientes recomendaciones para reducir la incidencia de enfermedades ortopédicas del desarrollo, y entre ellas la OCD:
1) conseguir que el potro aumente su tamaño y peso corporal de forma paulatina;

2) Evitar que los potros crezcan demasiado rápido;
3) Evitar un crecimiento repentino después de un crecimiento estancado;
4) Evitar que el potro engorde demasiado.


El problema es que en la actualidad ninguna de estas circunstancias pueden producirse en las ganaderías, ya que la competencia demanda potros grandes y por lo general pasados de kilos, si lo que se quiere es ganar concursos y facilitar la venta de estos animales.

La Osteocondrosis es un desorden multifactorial, y la manifestación clínica de la enfermedad se va a determinar por predisposición genética y los factores ambientales. Las medidas de manejo tales como nutrición, desarrollo y nivel de ejercicio pueden influenciar la presentación de la enfermedad, aunque muchas de las medidas necesarias para disminuir la incidencia de la enfermedad causan conflicto directo con varias de las prácticas actuales en la industria equina mundial.

Tratamiento

 Se ha demostrado que los fragmentos de OCD causan daño sobre el cartílago articular y renquera, que puede evolucionar a enfermedad degenerativa articular secundaria. El grado de daño e implicación clínica va a depender de varios factores como, el tamaño de los fragmentos, si están adheridos a su sitio de origen o no, su localización adentro de la articulación, la cantidad y tipo de trabajo del animal e inclusive factores externos que pudiesen desestabilizar una lesión y desplazar un fragmento. Los fragmentos en el menudillo pueden ocasionalmente causar daño al cartílago y cojera. No todos los fragmentos a en el menudillo son de OCD,  pueden también ser el resultado de osificación retardada, trauma, fragmentos de avulsión o centros de osificación separados. Los principales fragmentos que encontramos en el corvejón son invariablemente consecuencia de disturbios en la osificación endocondral, y muchas veces únicamente causan distensión de la articulación sin cojera. La cojera va a depender de si estos fragmentos se desprenden y comienzan a flotar libres en la articulación, situación que puede darse como consecuencia a un movimiento anormal (hiperextension o hiperflexion) de la articulación, causando una ruptura de la unión fibrosa que une al fragmento con el hueso. Los fragmentos encontrados en la rodilla muy a menudo son causa de renquera, y la remoción quirúrgica es altamente recomendada. La remoción quirúrgica mediante artroscopia es el tratamiento principal indicado para el control de la OCD. Dicho procedimiento quirúrgico es muy sencillo y de bajo riesgo en manos de Cirujanos Ortopédicos  bien entrenados y con condiciones hospitalarias adecuadas. En este momento en Costa Rica no tenemos la opción de realizar las cirugías mencionadas por falta de cirujanos entrenados y equipo apropiado. El tratamiento que en nuestro medio podemos proporcionar es paliativo y de mantenimiento. En casos clínicos de cojera por inflamación articular como consecuencia de un fragmento de OCD, la infiltración intra- articular con acido hialuronico y antiinflamatorios provee una mejoría temporal de la presentación clínica. Sin embargo, con el pasar del tiempo, inevitablemente va a resultar en lesiones articulares secundarias de importancia, con erosión y fibrilación articular generalizada. La medicina alternativa como Fisioterapia y Acupuntura son otras herramientas con las que contamos para colaborar con el mantenimiento del problema, pero sin capacidad evitar las consecuencias posiblemente devastadoras a largo plazo.

En Costa Rica se ha realizado el EXAMEN DE VALORACION DEL SEMENTAL dentro del protocolo de la raza Paso Costarricense, actualmente se está gestionando el EXAMEN DE O.C.D. para tener sementales libres de Osteocondrosis y así a su vez potros en el futuro más sanos.

Nota: En esta serie de radiografías digitales, podemos apreciar las lesiones bien manifiestas en la articulaciones con patología  de O.C.D.








BIBLIOGRAFÍA

.- Novales Manuel  Conceptos y recomendaciones básicas sobre la Osteocondrosis. Equipo radiológico asesor de ANCCE. Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Córdoba. (2008)

.- Novales Manuel La Osteocondrosis en el caballo Pura Raza Española. Hospital Clínico Veterinario. Facultad de Veterinaria de la Universidad Córdoba. Ponencia presentada en la Conferencia Internacional de Caballos de Deporte (CICADE), San José de Costa Rica (2007).


.- Wilderjans Hans. Osteoarticular Fragments: Is there a need for surgery before career? International Congress of Equine Veterinarians Hippos 2008, Belgium.

.- Van Weeren R. Osteochondrosis: Can we reduce the incidence through management changes? International Congress of Equine Veterinarians Hippos 2008, Belgium.

. -Van Weeren R.  The effect of exercise on the distribution and manifestation of osteochondrotic lesion in the Warmblood foal. Equine Vet. Journal (1999).

. -Ted S. Stashak  ADAMS Lameness in Horses Fifth Edition, Williams and Wilkins (2005).

. -Michael W. Ross, Sue J. Dyson   Diagnosis and Management of Lameness in the Horse Saunders (2002).

Consulte a un Veterinario. Jinete y Caballo. Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo