Diferentes Casos en Caballos




Fuente: domaracionalnqn.com.ar

Caso 1: Caballo Asustadizo 

Partiendo de la base que el caballo es un animal neófobo, la causa del miedo hacia algún objeto o movimiento puede tener su origen en:

- El desconocimiento que tenga el animal sobre dicho objeto.
- O bien en el conocimiento del objeto, pero relacionado con una mala experiencia.

La forma en lograremos de que nuestro caballo deje de ser asustadizo variara según sea el objeto, podría tratarse de un objeto móvil o inmóvil.
Debemos tener en claro que al introducir al caballo un objeto nuevo debemos hacerlo lentamente, de ser posible por motus propio, es decir, que motivado por su curiosidad, dándole el tiempo necesario para que lo vea, lo huela  y lo toque, hasta que pueda comprender que no reviste un riesgo para él.
A partir de allí, comprendiendo que no es algo a que temer comenzara a ignorarlo.

Esta situación es similar a lo que ocurre en la naturaleza cuando un caballo percibe un objeto desconocido se asusta confundiéndolo con un predador, el cual, luego de tomar cierta distancia y ver que no lo persigue, poco a poco comienza acercarse y según las circunstancias también lo huele y lo toca con el hocicó.

En aquellas situaciones en las que se relaciona un objeto con una mala experiencia lo mas probable es que no logremos que nuestro caballo se acerque a dicho objeto por si solo. En este caso y si el objeto es móvil, lo que podemos hacer es acercarle el objeto muy despacio, si es necesario podríamos atar al caballo o hacerlo en un corral pequeño.
En todos los casos debemos respetar el tiempo que nuestro caballo tiene para asimilar dicho objeto.

En el caso de que el objeto desconocido no se pueda mover una alternativa es acercar el animal montado, si aun así no lo logramos podemos probar con otro caballo manso acercándolo a dicho objeto de manera que el asustadizo lo imite con menor desconfianza.

También podremos usar un caballo manso cuando el miedo se relaciona con un lugar como puede ser una tranquera o algún lugar muy angosto.
Es importante recordad que los caballos tienen lo hemisferios cerebrales separados y por tal debemos hacer el ejercicio de ambos lados.


Caso 2: Caballo que no se deja agarrar 

La situación de no poder agarrar a nuestro caballo resulta muy molesta por el tiempo y el desgaste de energía que implica. Dicha situación puede tener origen por diferentes motivos, generalmente puede ocurrir que alguna experiencia anterior lo haya marcado con alguna mala experiencia, tal vez haya sido golpeado, o quien lo agarraba haya tenido alguna actitud similar a un predador.

Al tratar con un caballo de estas características lo mas aconsejable es volver a los primeros pasos de la doma e introducirlo en un corral redondo y hacerlo correr por un lapso y luego lo dejamos, le damos la espalda y observamos si nos mira y masca, luego volvemos a repetir el ejercicio, luego intentamos acercarnos de manera que se genere cierta confianza, algo practico es acercarnos unos pasos y luego distanciarnos, esto le mostrara que no somos predadores, ya que cuando un predador se acerca es para atacarlo.
El tiempo y la paciencia le demostraran que no somos algo a quien temer y pronto tendremos un animal que se dejara agarrar fácilmente.


 Caso 3: Caballo Manoteador y Pateador

Cuando algún caballo reacciona pateando o dando manotazos el concepto de lo que pasa es muy sencillo, para el reprendamos algo a que temer o bien nos trata de demostrar que el esta jerárquicamente por un nivel superior al nuestro.

Este comportamiento lo hace, en primer caso para defenderse y en segundo lugar para demostrarnos que esta a un nivel superior.

Bajo esta premisa volvemos a lo básico de la doma, debemos mostrarle que no somos predadores así que no hay porque temer y ganarnos el lugar de líder.

Mucha gente, en estos casos, aplica lo que ellos llamar distracciones, generalmente ante una patada o manotazo le dan una palmada en la panza del animal para que el relacione que luego de cada manotazo o patada vendrá un golpe. 

Otros en cambio creen que maneándolo se soluciona el problema, si bien es probable que hay animales con tendencia a realizar este tipo de cosas, yo creo que es un problema que se debe solucionar en el corral redondo, si generamos  la confianza necesaria no habrá motivo para temer, si no hay nada a que temer no habrá de que defenderse y no será necesario los manotazos y las patadas…  
               
                                       
Caso 4: Caballo Disparador

Hay animales que cuando estamos montados salen a todo galope sin que se lo hayamos pedido, a este tipo de caballos se los conoce con el nombre de caballo disparador.

En estos casos una practica muy habitual es prenderse de las riendas tratando de frenarlo, generalmente frente a esta situación es inútil ya que nos encontramos frente a un animal enceguecido y el cual, frente a nuestra presión, tendrá un punto de apoyo en el cual afirmarse.

Frente a esta situación, lo mas aconsejable es tomar una sola rienda y tirar de ella, de manera que el caballo se vea obligado a doblar comenzando a realizar círculos que se irán haciendo cada vez mas chicos hasta lograr detenerlo.

Consulte siempre a un Veterinario.  Jinete y Caballo. Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo