¿Es Doma Racional, La Doma Natural, La Doma India o es la ductilidad del Caballo Criollo Venezolano?


Autor: M.V. Héctor Jurado Capecchi
Noviembre 2012

Hace unos meses conversando con mi colega y dilecto amigo,  el Dr. José Luis Canelón, Coordinador de la Cátedra Libre para el Estudio y  la Conservación del Caballo Criollo Venezolano (CCV), le comentaba que era una divinidad domar criollos, por su inteligencia, docilidad y facilidad de aprendizaje. Era como si naciesen aprendidos, y él me convido a que escribiera un artículo sobre esa experiencia, a lo cual yo le conteste que no me animaba hacerlo ya que hasta  ese momento solo había domado dos yeguas, una de ellas, es Veguera, de la cual Uds. Amigos lectores podrán saber en un artículo publicado anteriormente titulado: Viva Veguera, caracho!!!!

La doma de estas yeguas no representaba una casuística como para dar opiniones y mucho menos conclusiones, como tampoco pretende  serlo este articulo. Yo le comentaba al Dr. Canelon, que ya en mi vida como domador,  tuve experiencia con diferentes razas: Apaloosas, Cuarto de Milla, Árabes, caballos  de equitación, Purassangres de carrera, Criollos Argentinos,  Percherón y mestizos. Pero la experiencia con Veguera y con Turumba fue extraordinaria,  sin embargo, como son muy pocos casos o ejemplares no podía generalizar sobre la ductilidad de la raza.

Hoy  en día cuando me dedico a escribir el presente artículo, ya he domado cinco ejemplares criollos y en todos aplico las mismas técnicas que usualmente practico en otros ejemplares de otras razas cuando de domar se trata.

Al domar un caballo este me va diciendo que técnica usar. La doma racional que aprendí con Martin Hardoy, la Doma natural de Lucy Rees  o la Doma india que pude aprender y practicar con la Tribu Scarpati, especialmente con Cristóbal y Oscar Scarpati. Es así como me le voy metiendo de a poco a la psique del caballo lo voy seduciendo como un caballero seduce a una dama, con propuestas honestas, claras y sencillas, sin cansarlo, pidiendo de a poco y haciéndole y ejecutando lo que una vez dijo Martin Hardoy  “ Héctor, con paciencia, recuerda que lo lento que vas hoy, es lo rápido que iras mañana”. Y así lo he hecho, con todos los caballos que me han tocado domar o redomar o incluso abolir y erradicar viejas mañas.

Cuando en el principio de este articulo comento que los CCV  (Caballos Criollos Venezolanos) parecieran que nacieran aprendidos, hoy puedo especular con cierta certeza que es posible que así sea, ya que nuestros criollos desde hace 500 años han sido amansados y domados a base de dolor y maltrato, doblegados a fuerza de dolor y entonces cuando les muestra seguridad, buen trato, ordenes sencillas y claras, estos criollos responden de una manera asombrosamente rápida. Como preguntándose : ¿Donde estabas metido amigo mío?.

Aplicando estos conceptos anteriores, se obtienen caballos mansos y buenos compañeros, incapaces de hacer bellaqueadas y adelantando a pasos agigantados en el aprendizaje de ayudas y apoyos en lo que a equitación y silla se refiere.

Hoy puedo hablarles de Veguera, a la cual ya conocen, pero también menciono a Turumba, que con apenas cinco sillazos, como se dice coloquialmente la lleve hasta el Museo Alejandro Otero en La Rinconada para la exposición del CCV, en donde se exhibió perfectamente ensillada, aperada y bien montada por mi amigo Daniel Uranga. , junto con otro ejemplar criollo de nombre Palo de Agua.

En este momento estoy domando a Garua, una potranca de dos años y nueve meses, a la cual desde su tercera ensillada la cabalgo por las calles sin importar la presencia y el paso de vehículos livianos, carros, motos y hasta camiones y autobuses, de hecho, el domingo pasado en la víspera del estreno de la serie el Domador de caballos, en el canal Nat Geo, cabalgue con ella y otros seis jinetes desde Plaza Las Américas, Urb. El Cafetal  hasta Los Próceres,  en Caracas, ida y vuelta. Comportándose con tal sobriedad y seguridad que pareciera que tuviese toda la vida domada.

Para finalizar les comento el caso de Coleador, padrillo de cuatro años y ocho meses el cual posee ya un hijo y varias yeguas preñadas. En la primera sesión de doma, le coloque bozal y cabestro, y como si ya viniese con la lección aprendida al darle la orden a la voz paso, trote y galope, lo realiza casi a la perfección. Y al darle la orden de Oh, se para en el acto.

Ya el mismo día y acto seguido le coloque la silla y es como cualquier caballo manso, de hecho si este caballo no hubiese nacido en el proyecto juraría que vino domado. Al mismo tiempo coloque riendas largas y freno en forma de filete, lo camine al paso y al trote, a la derecha e izquierda, ohh, es decir parada y reculada. Y… para que mentirles, estaba tan emocionado que estuve a punto de darle su primera montada, mas no quise abusar de su virginidad ni de mi suerte y lo deje para la próxima ocasión, y es esta foto la que dice mejor lo que yo quiero contarles.





Aquí está tranquilo, ensillado,  aperado, sin corral redondo y en su primera montada. 
(Las fotos de coleador son cortesía del Sr. Gustavo González)



Estas fotos son del ejemplar Garua en la cabalgata hacia Los Próceres.
(Cortesía del Sr. Alfredo Ferrer)

¡Viva el criollo, el caballo del país!    

Consulte siempre a un Veterianrio. JineteyCaballo.blogspot.com Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo