Transferencia de flora microbiana en equino, en un caso de síndrome de mala absorción.




Autor: 
Mv. Juan Carlos Colmenarez Sosa  
Practicante de la medicina en equinos. 
Publicado: 
Jineteycaballo.blogspot.com


Un nuevo día de esta etapa de mi vida, el propietario del caballo Fanfarrón  me contacto por medio de una referencia personal. Explicándome junto con su montador Alex lo siguiente:  el caballo después de unas tardes de toros coleados en Duaca,  Municipio Crespo en el Estado Lara, presentaba una serie de molestias en el testículo derecho así como una inflamación en el área prepucial posterior. El testículo se notaba fuera de su lugar, desplazado hacia el prepucio  y mostrando un  evidente dolor a la palpación. Lleno de esperanzas,  decidí encargarme del caballo. Inmediatamente procedí a diagnosticarlo para encontrar la vía que me llevara a aliviar lo antes posible  su dolor y así lograr su pronta recuperación.





Se procedió a realizar estudio ecográfico tratando de evidenciar una hernia inguinal, y tal vez con presencia de vísceras allí dentro del canal, dando el estudio como resultados negativo.

Tome la decisión de extraer el testículo que estaba siendo presionado por algo que aun no lograba saber que era, una vez que extraje el testículo con el método más convencional y más sencillo de ligar cordón y paquete vascular una castración sencilla.

             



Al pasar los días de la cirugía, ¡cuál sería mi mayor sorpresa!, que el dolor era más fuerte después de la extracción del testículo. La mal  formación de la zona es creció, y el dolor es más intenso.

¡La verdad no conseguía donde meterme al verle la cara a su dueño!.
Antes de la cirugía el caballo estaba adolorido, pero caminaba pero esta vez casi ni caminaba. El dolor era muy agudo. Después de 2 semanas me llené de valor y decidí volver a intervenir el caballo.

Bajo anestesia general, realizamos una cirugía exploratoria para identificar en realidad que era lo que estaba causando este dolor.
Me arme de valor y encomendándome a Dios como hago en todos mis casos y en los caballos que opero.

Con la ayuda del anestesiólogo Ángel Chacón quien fue  mi mano derecha en la cirugía dormimos el caballo. Comenzó la cirugía sin saber que podía tener allí dentro que era lo que hacía sentir tan mal a ese animal.

Conseguimos una formación tumoral en forma de cordón llena de material purulento putrefacto con aspecto fibroso, de paredes engrosadas que provenía de una rama de la cadena ganglionar. Era muy extraña su ubicación y conformación, pero lo que hice fue profundizar y cortar lo más profundo.

Era bastante irrigado con vasos grandes y el sangramiento era descomunal. En ese momento de verdad no quería estar en esa situación, ¡y de paso con los dueños del animal viendo la cirugía!. El estrés era muy grande.

Con la mente bien positiva y ya con el caballo por mas d 2 hora dormido había que seguir adelante, después de terminar de ligar todos los vasos sanguíneos que pude ligar adentro y parar el sangrado, decidí comenzar a cerrar después de extraer esa masa tumoral.
       

       
        


El caballo volvió a levantarse y  bueno después de  esa manipulación tan grande que se hizo con esa extensa herida y la posterior extirpación del tumor purulento, decidí  continuar con antibiótico terapia continua  por mas días y tópicos antibiótico dentro de la herida, cicatrizantes analgésicos, antiinflamatorios. Ya no quedaba más que atenderlo y estar muy pendiente de él por lo cual quedó hospitalizado en mi clínica privada con atención las 24 horas del día.

A los 3 días después de la cirugía el caballo cae en un cuadro de cólico fuerte.
La aplicación de antibióticos durante el prolongado proceso de recuperación en el post operatorio modificó la flora microbiana del sistema digestivo, provocando un síndrome de mala absorción.

Fanfarrón con una diarrea incontrolable de 5 días, tome la decisión de llamar al Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón quien vive en La guaira Edo. Vargas, a quien nunca había visto en mi vida, ni conversado una sola palabra con el.
Le cuento todo lo que me ha pasado con el caballo. Y me dijo que le pusiera las manos en la frente y en la cabeza entre las orejas, me dijo que no me riera con lo que íbamos hacer y de repente comenzó con una serie de sus oraciones.

Rezamos el caballo por teléfono juntos él desde la Guaira y yo con las manos puestas sobre el caballo, y con toda la fe del mundo que no podía dejar que muriera ese Fanfarrón.

sus recomendaciones fueron:
-extraer las heces de una yegua o un caballo sano.
-luego diluirlas en ringer lactato a temperatura de 37 grados centígrados, para evitar el choque térmico de estos microorganismo y mantenerlos con vida mientras se realizaba la transfaunación (la transferencia de la flora microbiana).

-Una vez extraídas las heces y diluidas en esa soluciones de ringer, por medio de una sonda naso gástrica llevarla directamente al estomago del caballo enfermo con el síndrome de mala absorción.
Así tal cual las van a ver en las fotos.

En ese mismo momento de las heces de mi propia yegua salvarían a Fanfarron sin yo siquiera poder imaginarlo.

Y gracias a la ayuda del Dr.  Carlos Federico logramos salvar una vida de un caballo que luchaba por sobrevivir.

A pesar de todo lo vivido nunca pensé en darme por vencido. Con la ayuda de Leonardo Espinoza, Henry López mi caballericero de confianza, hicimos todo lo que debía hacerse en horas de la madrugada con el caballo.
Lo importante para mí ya no era ni el dueño ni nadie, sino salvar la vida de ese caballo.   
     
     



En las fotos se muestran como por la sonda pude hacer llegar las heces frescas directamente al estomago disueltas en la solución de ringer lactato.
Esta operación la realizamos en 3 oportunidades. La cuarta vez intente pero fue imposible, ya adolorido por la molestia quizás de la sonda no quiso por nada dejarse sondear, junto con este el tratamiento era diario de soluciones de Ringer Lactato a lo largo de los 2 semanas, el caballo fue mostrando mejorías muy lentamente pero llego un momento que cambio su composición y textura de las heces, allí fue donde llame al Dr. Carlos Federico y le di las gracias, no tenia como pagarle que el caballo ya estaba comiendo por sí solo, y bebía agua, con mucho mas ánimos.

Le di gracias a Dios que con ese caso de ese caballo, fue que conocí al Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón. Hoy en día somos amigos personales, asisto a sus cursos, sigo creciendo como profesional a su lado. Sus llamadas diarias no faltan queriendo ayudarme y que salga adelante como persona y profesionalmente.

Hoy día disfruto ver ese caballo en sus pesebreras y colear con esa fuerza y vigor que lo caracteriza. Un orgullo para mí como médico veterinario de salvar la vida de este caballo y esta experiencia que hoy comparto con ustedes.
Quedando totalmente a la orden en cualquier caso similar para así podamos juntos salvar vidas de caballos en todo el mundo.  




Aquí vemos a Fanfarrón, lleno de vida en su puesto y a punto de seguir sirviendo yeguas, que es la otra parte que me falta, preñarle un buen número de yeguas, solo con un testículo que le queda. Hoy en día, gracias a esa recomendación, al aporte invaluable de mi maestro y amigo Dr. Carlos F, Rodríguez  G, y al propietario de las caballerizas donde pertenece Fanfarrón que confió en mí como médico veterinario tratante de equinos, y que termino convirtiéndose en uno de mis clientes habituales. Gracias a Dios por todo, me despido... 


El Dr. Carlos F, Rodríguez G. y yo

Mv: Juan Carlos Colmenarez 
Contacto:
0414 5145661
Bbpin 222E1CF6 
Barquisimeto Edo Lara.

Dr. M. V. Carlos Federico Rodriguez Garantón, M.V-UCV-FCV.
Contactos:
Mail:carlosfrodriguezg@hotmail.com
Móvil:+584143227648
BlackberryPin:26A567D1
Twitter: cfrgvetfarrier


Consulte siempre a un Veterinario.  Jinete y Caballo. Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

  1. excelente narrativa, Juan Carlos nunca se termina de aprender, lo importante
    es la voluntad profesional y el amor a tu trabajo,,,si amamos lo que hacemos
    nunca nos deremos por vencidos te felicito y estoy muy orgullosa de ser amiga
    y haber estudiado con una persona llena de grandes virtudes y con un futuro
    lleno de exitos,,,,cada caso para ti es un reto!! demostrar que puedes es tu logro!!!

    ResponderEliminar
  2. que bueno que logro salvar a ese bello animal, y lo mejor Dr. es que SE EVIDENCIA que un titulo sin el conocimiento que lo respalde no es nada, y usted busco ayuda y se la dieron, la aprovecho y la agradeció y esta dispuesto a crecer, a mejorar. La humildad hace que el ser crezca personal y profesionalmente. LOS CONOCIMIENTOS SON PARA COMPARTIRLOS Y MEJORARLOS EN CADA PRÁCTICA. No se detenga Dr., seguro tiene muchísimo que dar y que aprender, porque nunca dejamos de aprender.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si deseas hacer algún comentario en cualquiera de los temas publicados en "Jinete y Caballo", recuerda no utilizar palabras irrespetuosas ni ofensivas.
Gracias por tu comprensión...

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo