Cirugía exitosa en herida lacerante de la lengua de una yegua.




Cirugía exitosa en herida lacerante de la lengua de una yegua.                                                                        Yegua La Coplera de la familia Chacón del estado Yaracuy en Venezuela.

Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón. DMV UCV-FCV, CF by AFA.

1999 INTERNATIONAL VETERINARIAN EQUINE PRACTITIONER HALL OF FAME MEMBER by AFJ.

Un día estoy plácidamente degustándome  un exquisito platillo en un elegante restaurante llamado Maitana en la Autopista Regional del Centro era un pollo en braza hablando con mi hermanita la doctora María Carolina Fuenmayor Naves y de repente me llega por la espalda un señor a quien nunca en mi vida había visto. Este se presenta su nombre es William Chacón y gentilmente  le digo de inmediato, ¿le debo dinero? Y el muerto de la risa me dice que me conoce por que siempre lee mis artículos en la página web toros coleados y como me ha visto en fotos se me acercó a felicitarme por mi labor. ¡Y que emoción la mía! Ahora soy una celebridad y la gente de improviso me saluda me dice mi hermana en todos lados. Me cuenta que él y su esposa la señora María Mercedes de Chacón tienen un finca y tienen varios caballos de coleo de inmediato me les puse a la orden para lo que les hiciera falta. Emocionado seguí mi camino al rancho 5L de los hermanos Escobar para seguir con mis casos del día a día.

En el marco del la segunda válida de la Liga Extraordinaria del Coleo en la ciudad de San Felipe estado Yaracuy tierra bella y fértil llena de verdor permanente. Y como es de costumbre ocurrieron varios accidentes que requirieron la participación de mi equipo de trabajo conformado por el Dr. Juan Carlos Colmenarez Sosa a quien considero el mejor médico Veterinario en Equinos del Edo Lara, los estudiantes de Medicina Veterinaria Yoiner José Nava Colmenares UCV-FCV, Reinaldo Miguel Vásquez Vilanova UCLA-FMV, Estefanía Sabrina Sotillo Ramírez UNERG-FMV, Néstor Baretta y María Gabriela Godoy García UNERG-FMV, y los Podólogos Luis Enrique Hernández Santos, Antonio José Rodríguez Lucero , Juan Arnoldo Calderón Colmenares.

Estábamos suturando un caballo que se hirió en la caña y llegan muy angustiados llega William y María Mercedes a quienes vi aquel día en ese lujoso restaurante y me cuentan que su yegua La Coplera quien iba de segunda el día domingo en su primera salida salió sangrando profusamente por la boca y me preguntaban si la podía ver. De inmediato le dije que la bañaran la reposaran mientras yo terminaba de suturar este caballo herido.

Cuando me la traen estaba muy alterada e inquieta. Le digo a los propietarios que vamos a orar por la salud de La Coplera. Y le pongo como puedo la mano en la frente a la yegua y comienzo a orar pidiéndole Jehová el único Dios que reconozco me de la sabiduría para con mis manos y mi ciencia curar a este animal y que nada pueda interrumpir su curación, le pido con humildad a Jesucristo su único hijo y nuestro redentor me dé el poder de sanación para que el su nombre este a yegua sea sanada por completo en el menor tiempo posible. Y al final le pido a la Virgen del Carmen que nos cubra con su manto protector para que no ocurra nada malo durante la práctica de la cirugía, reviso la boca encuentro la lengua de la yegua casi que cortada por completo a la mitad. La herida era realmente impresionante. Les dije que me vieran a los ojos mientras la señora María Mercedes lloraba angustiada, y les dije que le garantizaba que su yegua iba a quedar como que allí nunca hubiera pasado que yo en nombre de Dios se lo garantizaba. Pero eso no calmo A María Mercedes quien lloraba desconsoladamente sin importarle lo que yo le decía a los dos angustiados propietarios.

De inmediato le coloqué un tranquilizante a la yegua para que se relajara. Estaba muy asustada y era una yegua muy grande de unos 540 kg y con eso no se juega porque puede resultar alguien lesionado. La yegua estaba tan alterada que le tuve que colocar de uno una dosis mas mientras ella pelaba con todo el que se le acercaba y la señora alterada lloraba desconsoladamente. José su cuidador muy celoso de todo lo que yo hacía casi que pelea conmigo y yo luche contra mis propios monstros internos para no alterarme. Al final logre que se calmara por completo y se dejara manipular. Le aplique anestésico local y con el bisturí logre revivir los bordes de la herida y con un Ringer lactato lavé bien la herida llena de pasto. Con nylon y la aguja de un catéter número 14 que me hizo inteligentemente Yoiner comencé a suturar la lengua. Mientras la suturaba recordaba la cantidad de caballos que he arreglado en estos 26 años de práctica profesional. Los caballos de Paso Fino Colombiano sufren muchas heridas en sus lenguas por los jalones inadecuados que reciben estos caballos por algunos de sus montadores. Mi propia yegua mora de coleo al chocar contra las talanqueras su freno de bocado entero le cortó la lengua por la mitad siendo yo apenas un joven adolecente  y al no contar con nadie yo mismo la tuve que curar sin cirugía y su recuperación fue muy lenta y tediosa.



 Al terminar la cirugía la señora seguía llorando desconsoladamente y ella nerviosa me preguntaba una y otra vez que si había quedado bien? Sus hijos presentes me ayudaron a sostener la cabeza


de la yegua mientras la operaba. Ese mismo momento analizamos llevarla a la clínica de Juan Carlos o llevarla a su finca. Al final se  mando a la finca. A lo que al día siguiente me dirigí a esas tierras yaracuyanas que rememoran la masacre del Yumare. Nos metimos por una vía hermosísima llena de túneles vegetales a lo largo de la carretera, que belleza de país tenemos todos los venezolanos por donde uno agarre no dejamos de descubrir una y otra vez caminos hermosos llenos de gente buena y trabajadora, mi hermana fascinada de cada camino que no conocía y yo reviviendo tantos recuerdos de vivencias con caballos en esas tierras. Llegamos al sector conocido como El Cauchal y cruzamos a la derecha y eso era finca y finca de lado y lado una mas lida que la otra vía Socremo hasta que llegamos a la finca donde estaba la yegua. La revisé de nuevo y por última vez quedando muy contento. El antibiótico que se usó fue “Floxsil” del Laboratorios Silvestri que es el que recomiendo ampliamente y uso en mi práctica profesional. Lo recomiendo ampliamente.





 La herida la mandé a lavar 6 veces al día con una solución de sal marina concentrada. El desinflamatorio que le aplique “Metadol” que trabaja de maravilla y la lengua se desinflamo en tiempo record. Recibía fotos semanales de la familia Chacón con la impecable recuperación de La
Coplera que luego de 3 semanas ya la están montando. Le doy gracias a Dios mi maravilloso equipo de trabajo en todo el país salvando la vida de los caballos en toda Venezuela.
Que Dios los bendiga. Amen y amen!.

Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón.

Médico Veterinario practicante en equinos. UCV-FCV 1987

Twitter: @Caballosalud
Facebook: Carlos Federico Rodriguez
Whasup 00584143227648 en Venezuela.
 Blackberry ppin 26A567D1


Consulte siempre a un Veterinario. Jinete y Caballo. Gremio Ecuestre Venezolano...



Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo