La Auto Hemoterapia Como Tratamiento En Atrofias Musculares En Equinos.



Br. Génesis Trespalacios Sánchez, Br. José Francisco Caraballo Conde. Estudiantes Del 4to Año De La Facultad de Medicina Veterinaria De La Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos (UNERG). Núcleo Zaraza – Estado Guárico. Venezuela
Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón. Médico Veterinario Practicante en Equinos UCV-FCV 1987. 1999 International Veterinarian Equine Practitioner Hall Of Fame Member. AFJ. http://www.americanfarriers.com/pages/International-Equine-Veterinarian-Hall-Of-Fame.php

Descubierta por primera vez tras observar en personas que habían sufrido una herida contusa con formación de hematoma, la desaparición de otras afecciones durante el proceso de reabsorción del hematoma. En sus comienzos, la auto hemoterapia consistía en la extracción de una pequeña cantidad de sangre y aplicada en su cuerpo via intramuscular. La historia de la medicina  aporta informaciones sobre la eficacia de la auto hemoterapia, de sangre del paciente, que era inmediatamente reinyectada por vía intramuscular. Procediendo de este modo se creaba artificialmente un hematoma. Se tenía la creencia de que esta inyección, dirigida contra las “fuerzas patógenas” de la sangre, activaría las “fuerzas defensivas” de la propia sangre. En épocas posteriores la auto hemoterapia se modificó y perfeccionó de muchas formas, por lo que la primitiva auto hemoterapia tiene actualmente aplicación con buenos resultados como terapia de estimulación o de activación inespecífica en el tratamiento de muchos casos.
Antes de entender cómo funciona la auto hemoterapia, primero se debe conocer la importancia funcional de la sangre,  debido  a que es la “protagonista” de este método.
La sangre es un tejido fluido que circula por las venas, arterias, el corazón y los capilares de todos los vertebrados y transporta elementos nutritivos y los residuos de todas las células del organismo. Es un tipo de tejido conjuntivo especializado, con una matriz coloidal líquida y una constitución compleja. Tiene una fase sólida o parte globular, que constituye el 45% del volumen total sanguíneo, esta porción es la que contiene elementos formes, que incluye a los leucocitos o glóbulos blancos, los eritrocitos  o glóbulos rojos, también conocidos como hematíes y las plaquetas o trombocitos  y una fase líquida, representada por el plasma sanguíneo que se debe considerar como el líquido extracelular y constituye el 55%  del volumen total de sangre y está formado por agua, sales minerales, moléculas orgánicas (glúcidos, lípidos, prótidos), hormonas y gas disuelto. El volumen total de la sangre corresponde al 7% del peso corporal del individuo.
Entre las funciones de la sangre destacan:
1.- Transportar O2 y nutrientes hasta los tejidos y retirar el CO2 y los productos de desecho.
 2.-Transportar los elementos formes hasta las zonas dónde y cuándo sean necesarios.
3.- Transportar otras sustancias (hormonas, componentes de la absorción intestinal, fármacos...) entre distintos lugares del organismo.
4.- Participar en la regulación del metabolismo hídrico y mineral.
 5.-Participar en los mecanismos de regulación de la temperatura corporal.
 6.- Participar en los mecanismos de la respuesta inmunitaria.
7.- Distribuir las células madre.
8.- Hemostasia celular (plaquetaria) y plasmática (factores de la coagulación).
 9.- Participar en la reparación de lesiones vasculares y tisulares.
En la auto hemoterapia la sangre utilizada es sangre venosa, comúnmente extraída de la vena yugular, debido a que es la más accesible y cómoda en los equinos, se corre menor riesgo de ser lastimado por el animal como es en el caso de las venas cefálica y safena, y por su gran diámetro se pueden extraer grandes cantidades de sangre. Es importante saber que la sangre venosa aunque es pobre en oxígeno y rica en dióxido de carbono, contiene todavía un 75%  del oxígeno que hay en la sangre arterial y solamente un 8% más de carbónico.
La auto hemoterapia consiste en obtener de una vena cierta cantidad de sangre y reinyectarla inmediatamente en el tejido muscular. La sangre es reinyectada directamente en el punto donde se quiere conseguir su efecto, es decir, en el músculo atrofiado. Por la corta duración de tiempo que transcurre entre estas dos operaciones, no hay porqué preocuparse por una coagulación posible de la sangre.
La sangre es un tejido orgánico y cuando entra  en contacto con el músculo, tejido extra vascular, desencadena una reacción de rechazo de este, estimulando así el Sistema Fagocítico Mononuclear (S.F.M.), antiguamente llamado Sistema Retículo Endotelial (S.R.E.). La médula ósea produce así más monocitos que van a habitar los tejidos orgánicos y reciben entonces la denominación de macrófagos.
Antes de la aplicación de la sangre, el promedio de macrófagos es de aproximadamente de 5%. Después de la aplicación, al cabo de 8 horas la tasa llega al 22%. Durante 5 días permanece entre el 20 y 22% para volver al 5% al término de 7 días desde la aplicación de la auto-hemoterapia. Es decir: vuelve al 5% cuando no hay sangre en el músculo. En el caso particular de las enfermedades auto-inmunes, la auto-agresión que se origina en la perversión del Sistema Inmunológico se desvía hacia la sangre aplicada en el músculo, con la consiguiente mejora del paciente.


Génesis Trespalacios aplicando la auto hemoterapia, reinyectando la sangre en el músculo glúteo superficial.

Las dosis de sangre que se inyectan cuando se recurre a la auto hemoterapia, varían de 60 a 250 c.c. La repetición de las inyecciones es variable, según el objetivo propuesto; en cuanto a los intervalos pueden ser interdiarios o de tres a cuatro días, la auto hemoterapia actúa por choque hemoclásico: (Nicolás, Gate Dutasquier y Dumollart, Fr. Moutier y Rachet). Este choque atenuado permite el empleo inofensivo de la auto hemoterapia en los numerosos casos en que es útil provocar los efectos de choque, sin que el paciente corra riesgo alguno. Puede ser utilizado en pacientes de todas las edades.  El tratamiento puede incluir hasta doce inyecciones administradas durante un período de tiempo específico. El número de inyecciones puede variar dependiendo de la enfermedad. Hay pocos efectos secundarios negativos observados con el uso de auto hemoterapia. Los efectos secundarios más comunes son leves, fiebre temporalmente depresión o cansancio después de la inyección.


José Francisco Caraballo aplicando la auto hemoterapia, reinyectando la sangre en el músculo pectoral superficial anterior.
También se le conoce por el nombre de “auto vacuna”, por repotenciar al sistema inmune. El sistema inmune del organismo es el que se encarga de identificar la invasión de cuerpos extraños a éste, para destruirlos; estando equipado para continuamente localizar y destruir una gran variedad de toxinas y venenos, algunos de éstos son tan sólo desperdicios celulares o productos tóxicos, resultado del propio metabolismo, otros son elementos contaminantes del medio como pesticidas y demás tóxicos ingeridos por el organismo a través del aire respirado, los alimentos y el agua ingerida. Las vacunas contra las enfermedades contagiosas son usos terapéuticos a base de antígenos específicos y constituyen actualmente una de las armas más poderosas de la medicina.
Es una técnica milenaria, y el Dr. Carlos Federico Rodríguez ha aplicado esta técnica durante 26 años como tratamiento en la regeneración de atrofias musculares que han sido ocasionadas por diversas patologías como por ejemplo la infosura crónica, laminitis, tendinitis, desmitis, fracturas, ruptura de tendones, entre otras, que alteran la biomecánica del animal y limitan el movimiento de algunos músculos y posteriormente producen la atrofia.
Esta técnica ha sido aplicada en caballos y yeguas de todas las edades, de diferentes razas y  diferentes actividades deportivas de manera empírica, dando resultados favorables, no siendo un método estudiado y mucho menos demostrado científicamente.


Dr. Carlos Federico Rodríguez aplicando la auto hemoterapia, reinyectando la sangre en el músculo glúteo superficial.
No se conoce a ciencia cierta el mecanismo de acción por el cual el músculo se regenera, lo cual ha despertado un interés en el estudio científico de esta técnica en un grupo de estudiantes de la Universidad Rómulo Gallegos junto con el Dr. Carlos Federico Rodríguez como tutor, para demostrar científicamente el proceso regenerativo del músculo, como participa el sistema inmunológico en este proceso y el aporte directo de la sangre venosa sobre el músculo y la neo vascularización que ésta produce sobre el mismo.
Le recomendamos leer el artículo publicado por el Dr. Carlos Federico Rodríguez el pasado Lunes 20 de mayo de 2013, sobre la auto hemoterapia: http://caballosalud.blogspot.com/2013/05/la-auto-hemoterapia-en-el-equino-dr.html

Realizado por:
-Génesis Trespalacios Sánchez:
Estudiante de 4to año de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos. (UNERG). Venezuela
Teléfono y WhatsApp:04144550250
Correo Electrónico: genesistrespalacios@gmail.com
Twitter: @hemoterapequina
-José Francisco Caraballo Conde:
Estudiante de 4to año de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos (UNERG). Venezuela
Teléfono:04262982762
Pin: 32D881C2
Correo Electrónico: jfrancisco_caraballo@hotmail.com
- Carlos Federico Rodríguez Garantón:

Médico Veterinario Especialista en Equinos UCV-FCV 1987.

Miembro Del International Equine Practitioner Hall Of Fame Member By The AFJ 1999 USA.

Conferencista Nacional e Internacional. Autor de Artículos Veterinarios.

Teléfono en Venezuela: +584143227648 WhatsApp
 BB PIN: 26A567D1

Correo Electrónico: carlosfrodriguezg@hotmail.com
Twitter: @Caballosalud

Consulte siempre a un Veterinario. Jinete y Caballo. Gremio Ecuestre Venezolano...

Comentarios

  1. Tengo que recomendar esta técnica a todos aquellos que tengan caballos. Tengo una yegua que desarrolló a los 3 años una dermatitis, posiblemente por alergia a culicoides o mosquitos, y después de estar dos años con diferentes tratamientos en los que mejoraba pero tenía recaídas constantes y de gastar un dineral en productos de todo tipo incluido el Derfén (del que tengo que decir que fue el que mejores resultados me ha dado), decidí comenzar a realizarle autohemoterapia a razón de 20 cc/ semana. Le extraigo sangre de la yugular y la inyecto en el músculo glúteo. En la cuarta semana ya había una considerable mejoría. Tenía cicatrizadas las heridas que se había producido de tanto rascarse y morderse y a los seis meses la curación era total. Ahora le administro alguna dosis de recuerdo, sobretodo en los cambios de estación, pero vamos, nada parecido a lo que sufrió la pobre. El veterinario no podía creer lo que estaba viendo, pero como bien dice en su artículo, al ser un tratamiento del que no se han realizado estudios serios, yo creo que no se atreven a utilizarlo por lo que diría la comunidad científica. Me da igual lo que diga la comunidad científica, yo comprobé que funciona y eso me basta. Ahora tengo un semental PRE al que le aparecieron pequeños bultitos en el maslo. El veterinario confirmó que son frecuentes en esta raza, sobretodo en caballos tordos. MELANOMAS!!!! Si bien no evolucionan como en los humanos, no deja de preocuparme y buscando, he encontrado estudios que mejoraban con cimetidina. También encontré otro estudio en EEUU que están investigando con la vacuna para melanoma en perros con buenos resultados, pero no se comercializa aquí en España. Estoy buscando si alguien utilizó auto-hemoterapia para esta patología y si obtuvo resultados pero...no encuentro nada. Por favor si tienen algún estudio, agradecería que lo pusieran en internet para ver si me decido a pinchar a mi hermoso caballo. Gracias y desde ya, recomiendo esta técnica a quienes no encuentren otra solución más eficaz. Sólo puedo decir que funciona. Un saludo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si deseas hacer algún comentario en cualquiera de los temas publicados en "Jinete y Caballo", recuerda no utilizar palabras irrespetuosas ni ofensivas.
Gracias por tu comprensión...

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo