Accidente en el recoleo



La mañana del 29 agosto del 2013 cerca del mediodía recibo la llamada del Sr. Elis Aragort quien ha sido mi amigo y de mi familia, mi padrino y una de las personas quien más me apoya en el mundo de los caballos. Lo noté nervioso y le pregunté: ¿como anda todo? Y me respondió “nada buena” porque se me acaba de cortar La Chabelita y tiene una hemorragia muy severa, le pregunté nuevamente: ¿Cómo fue? Y me respondió: “enseñándola a recolear con el maute que estaba amarrado en el suelo se enredó  y cayó de costado arriba de los cachos del toro el cual penetró casi hasta las costillas”. Le dije móntala en un camión YA y tráemela para la Baticueva Ranch para resolver pero YA. Mientras el llegaba me fui a esperarla y cuando la bajaron del camión el único signo que se le observaba era una severa inflamación en el pectoral producto del trauma pero cuando me acerqué y alumbré la herida  con la linterna de mi telf. inmediatamente le dije a elis: déjame que ya vengo porque la yegua aunque no lo creas tiene un neumotórax y voy a buscar a Sonia (mi esposa y compañera de vida y mil batallas) porque hay que operarla inmediatamente, procedí a tapar el orificio con gasas impregnadas de nitrofurazona mientras iba y venía.
       
Neumotórax: 

Se define como la presencia de aire en el espacio interpleural (entre la pleura parietal y la pleura visceral) que origina a su vez colapso en el pulmón (mayor ó menor) con correspondiente repercusión en la mecánica respiratoria y hemodinámica del paciente. 
Clasificación:

  Traumático: 
    originado por un traumatismo.

 Espontáneo: 
    aparece sin traumatismo previo (por ejemplo por una neumopatía previa).


En este caso estábamos en presencia de un  de neumotórax traumático con colapso mayor del pulmón. Luego de dormir la yegua por completo (en un puesto como cualquier otro con una cama de concha de arroz) de cubito lateral derecho, procedimos a crear un defecto puesto que el tipo de herida no permitía corregir la lesión con fácil manipulación. Fue impactante la disnea que la yegua presentó cuando cayó al piso y la cantidad de sangre con aire que salía de la lesión cuando la yegua estaba de costado en el suelo; casi que la cantidad de sangre nos impedía ver y nunca se me olvida lo que me  dijo Hipólito Roque (quien es mi amigo y encargado de la Baticueva Ranch) “compa si esta bicha sigue así no va aguantar mucho” yo le respondí a su vez “no sé si aguante o no pero si no hacemos nada tampoco durará mucho” y seguímos con la idea siempre de salvar la yegua con nuestra fe intacta en Dios quien todo lo puede y nos puso ahí para sanar esta yegua.
                            

Ya creado el defecto (colgajo) en la parte superior de la herida se evidencia claramente el pulmón y la idea era ir cerrando las capas más profundas hasta llegar a la piel sin dejar ninguna fura que comprometiera la respiración de la yegua ni infecciones secundarias a posteriori; y así hicimos luego de limpiar cuidadosamente la cavidad abdominal e impregnar con nitrofurazona comenzamos a suturar con los músculos intercostales sin dejar fugas para luego continuar con tejido subcutáneo y piel.


 Siempre muy pendiente del tiempo de la operación para no exceder la hora y media; Carlos Peña fue quien lo llevó (Administrador de la Baticueva Ranch) y cuando terminamos de suturar nos dijo: “doctores una hora con veintiuno minutos”. Fue una gran satisfacción luego de soltar los amarres preventivos de las patas y manos de la yegua, ver como se incorporó a los pocos segundos como si nada hubiese pasado con ganas de comerse el mundo y muy alerta, hicimos cura local con azúcar, iodo y nitrofurazona; luego cubrimos con un centro de cama y vendamos con una banda Cobán alrededor de la cavidad torácica. Desde ese mismo momento comenzamos una terapia de antibióticos a base de penicilina procaínica cada 12 horas y enrofloxacina (floxsil) una vez por día además de los antiinflamatorios no esteroideos: ketoprofeno y metamizol (metadol) cada 12 horas todo esto durante 10 días. 
         

Esta es la herida luego de 14 días donde procedimos a retirar los puntos de sutura y las siguientes imágenes muestran a la yegua totalmente sana porque como siempre digo no soy yo quien cura los caballos es Dios que utiliza sus manos y nos da la sabiduría para poder hacerlo. Ya para concluir como siempre agradecido con Dios primeramente, con mi amigo y hermano Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón quien ha sido la cabeza; líder absoluto de caballosalud y por supuesto creador de tan extraordinario grupo de trabajo, con mi esposa Sonia Medina (quien nunca me abandona por más difícil que sea la guerra), Manuel Medina (quien está siempre a mi lado apoyándome), A Walter e Hipólito Roque quienes me ayudaron en la cirugía así como lo hizo Carlos Luis Peña. Somos caballosalud, estamos a nivel nacional y somos la mejor opción para tu caballo, Amen y Amen.

Caballosalud
Luis Jesús Lapenta Carrizales
Médico Veterinario UCV – FCV.
BBM: 29ECAAEB
Twiter: caballosalud13
Correo: luisjlapentahotmail.com

Caballo y Yegua en la Equitación, Western, Coleo, De Paso, Polo...

Comentarios

  1. Por esos son mi orgullo y el d mi familia, Dr luis lapenta y Dra sonia media, los admiro por el amor q sienten por su carrera, y asi veré a mi sobrino manuel alejandro quien sigue dia a dia sus pasos, q sigan los éxitos...los quiero fullll...att.mili.

    ResponderEliminar
  2. Orgullosamente admiradora número1 del extraordinario medico veterinario Luis Jesus Lapenta, mil felicidades y mil exitos, a seguir salvando vidas de los mejores atletas de venezuela como lo son los caballos!! By;keytiansuarez

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si deseas hacer algún comentario en cualquiera de los temas publicados en "Jinete y Caballo", recuerda no utilizar palabras irrespetuosas ni ofensivas.
Gracias por tu comprensión...

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo