DESMITIS, DESMOSIS, TENDINITIS. EL CASO DEL CABALLO EL GRAN GAZÚ PUERTO ORDAZ ESTADO BOLIVAR- VENEZUELA. RUPTURA PARCIAL O TOTAL DE LOS LIGAMENTOS SUSPENSORES DEL NUDO

Dr. Carlos Federico Rodríguez Garantón.
International Equine Practitioner Hall of Fame Member by de American Farriers Journal 1999.


Desmitis: Medciclopedia
inflamación de un ligamento
Desmosis: Medico

(Patología) Desmopatía.
Formantes: desmós (gr.) [atadura, ligamento] + -s-mos (gr.) + -o-sis 1 (gr.) [enfermedad, afección]
Neologismo (posiblemente s. XIX o XX

Dedicado  a Ronmer Mena, mi amigo y alumno.

El  30 de junio y 1 de julio del año 2012 conocí personalmente a Ronmer Mena en unos cursos que dicté en la Hacienda La Carolina sobre inseminación artificial y  herrajes terapéuticos.

Él me había consultado días antes, vía celular sobre su querido caballo Jerónimo que tenía mucho tiempo cojo y nada lo terminaba de curar.  Le propuse lo llevara al curso, y allá se apareció en su camión manejando desde Puerto Ordaz con su caballo pinto blanco y alazano. Desde ese día en que nos conocimos nació un vínculo casi de padre a hijo, y me llama a diario pidiéndome la bendición. Es muy inteligente, callado, de tez morena,  cabello siempre corto y joven de unos 24 años, es  fiel amigo, y buen hijo. Viene de una bella familia guayanesa, de gente trabajadora, es consecuente y hace caso ciego a todo lo que yo le indico. Tiene fe en mi y no importa la situación, él siempre está allí para apoyarme. Desde ese primer día me ha persiguido a todos los cursos que he realizado por toda Venezuela, casi que en forma obsesiva. Es tanto su amor por los caballos que aunque se está graduando de ingeniero en sistemas,  ya está inscrito en  la Escuela de Medicina Veterinaria UNERG de Zaraza.  Imagino irá a tener grandes problemas internos en su mente mientras esté estudiando porque ya  es Podólogo y herra muchos caballos todavía con problemas, pero lo hace, palpa yeguas y sabe de reproducción tanto en lo  teórico como en lo práctico. Recolecta semen, lo analiza e insemina y ya le han nacido varios potros, gracias a los cursos que ha realizado conmigo. Realiza  cirugía abdominal conmigo en el estado Bolívar y a  todos mis pacientes de ese estado, sólo los trato en su casa y con él. Esa es la condición, de lo contrario no voy.  No llevo la cuenta de cuántos caballos se han salvado de cólico en sus manos; muchos otros se le han muerto tal vez, porque aún le toca discernir qué hacer con todas las herramientas que le he dado. Ha publicado 5 artículos de casos clínicos llevados conmigo en internet .

Una noche, me llama muy angustiado porque su caballo de coleo de confianza, el Gran Gazú estaba lesionado, luego de colearlo en unos toros. Me dice estar desesperado porque las cañas de las manos están inflamadas  y que casi no podía caminar. Le dije: "No te angusties! Cálmate que lo vamos a curar, no importa lo que tenga, lo vamos a curar; eso es garantizado! Y, èl se tranquilizó. Gracias a las nuevas tecnologías, ahora tenemos la fortuna de mandar fotografías  y videos  al instante. Juntos oramos por la sanación del Gran Gazú y le dije:   "ponle mucho hielo o frío en bolsas de gel por una hora"  y luego, que le colocara toallas clínicas de azúcar mezclada y lo mantuviera vendado hasta que yo pudiera ir a verlo.
Como cosas de Dios, al día siguiente me llaman de Upata, estado Bolívar por un problema con un caballo de coleo llamado Hitler que sufría de  una laminitis aguda; así que  me tengo que ir de urgencia  a tratarlo, y pido que lo lleven  a casa de Ronmer; pero esa es otra historia que no es de este relato.

Llego en la tarde, primero que los propietarios y aprovecho de ver al Gran Gazú. Al verlo caminar casi que no podía dar un paso del dolor. Todos los que estábamos allí hicimos  una oración de sanación y de inmediato, agarré un frasco de Triamcinolona y otro de lidocaína, y sin pensarlo dos veces, afeitamos el área y desinfectamos la zona con alcohol y con mi producto preferido Lodisil, de laboratorios Silvetri, yo no uso otro. No sé por qué, pero la gente lee mis casos clínicos y mis relatos y al día siguiente me llaman a felicitarme, pero me dicen: "Dr. Sobre ese producto Lodisil no me servirá este otro que yo tengo aquí, que es igualito?" Y que fastidio de nuevo tener que explicarle a la gente que yo uso ese, que si no lo tiene que use lo que quiera, pero yo, en mis casos,  es lo que utilizo. Yo uso productos de Laboratorios Silvestri por ser los mejores en este tipo de fármacos, y eso es lo que yo uso. Pero la gente no lo termina de entender.

Mezclé en una jeringa de 20 cc ambos productos y le coloqué 5 cc al área de cada ligamento, lo vendamos como de costumbre y le aplicamos butazolidina, 20 cc en la vena; tratamiento que debería seguir por 5 días 2 veces al día. No le tengo miedo a la butazolidina; no me importa lo que dicen los trabajos científicos sobre ésta en relación a que produzca gastritis y úlceras; cuando la tengo que usar, la uso y además, le indiqué 10 cc de ketoprofeno vía intramuscular. Luego, llegó la familia completa a ver al caballo Hitler y se terminó el tratamiento del Gran Gazú.

Diariamente hablaba con Ronmer y él le hacía hidroterapia y masajes linfáticos para sacar el edema de la zona. El caballo rápidamente mejoró como era de esperar. Le dije que no se le ocurriera montarlo, por  lo menos en un mes. Sólo caminarlo. Esto que acabo de relatar es una DESMITIS que el diccionario describe como  inflamación de ligamentos; sería bueno saber por qué se inflaman.

Los ligamentos,  tendones, piel y huesos son materiales biológicos, pero igualmente son materiales como lo es una cabilla, o columna de concreto, una tuerca una clavo o una bisagra. Tienen una capacidad de resistencia y cuando se llevan al límite y se sobrepasa éste, estos materiales ceden y se rompen o se fracturan o se doblan. Estos ligamentos están formados por fibras muy fuertes de un material flexible, pero con muy poca capacidad para  estirarse, sólo comparable con un mecate de nylon, y cuando uno corta un tendón o un ligamento, éste se ve igualito que un mecate de nylon en su interior. Muchas fibras reunidas en paquetes llamados fascículos y estos unidos entre sí forman el ligamento o tendón, los cuales se mueven flexibles como una cuerda, pero con muy poca o limitada capacidad de estiramiento. “Los toros coleados” es un deporte de contacto, de desbalances constantes y contrapesos, donde el caballo es llevado al límite hasta que algo malo pasa. Algunos de estos materiales se rompen o se fracturan. Es un deporte de alto riesgo. Y como en todos los deportes, los mejores caballos son los que se lesionan porque van más allá de lo que sus cuerpos son capaces de soportar. Los deportistas que dan el todo por el todo, sobrepasan la capacidad de resistencia de los materiales con que están hechos, a los caballos los cornean lo toros y les hacen grandes heridas, en su mayoría mortales; se fracturan los huesos, se rompen los tendones y ligamentos y se dislocan las articulaciones.

Muchas cosas  pueden pasar, ésta lesión es una de ellas y puede dejar al caballo inutilizado de por vida. Y lo peor es que  muchas veces estos caballos son   manejados por personas que por falta de conocimiento y bajo el efecto de la adrenalina llegan a cometer actos inimaginables que afectaran la vida productiva de sus propios caballos.

El caballo Gran Gazú ya estaba muy recuperado, pero un fin de semana Ronmer salió fuera de la ciudad a buscar heno, muy lejos de su finca. Unos trabajadores de la finca, bajo el efecto de la excitación de unos tragos de más, sacaron los caballos a colear los toros en la manga de la finca y entre ellos, al Gran Gazú, que aún no estaba recuperado del todo. Se veía normal, pero los tejidos rotos internamente se estaban cicatrizando, sólo que el que lo veía, podría pensar que estaba bien.

Cuando Ronmer regresa de su viaje, saca el caballo y lo ve muy mal, cojo, muy inflamado y el nudo en una posición anormal comparado con  lo que es normal. ¡Se terminaron de romper los ligamentos! Y el nudo cayó al no tener quien lo suspendiera en su lugar. Me llama desesperado, muerto de la rabia y de la angustia. Y le dije lo que ya él sabía. Le dije: "¡hijo cálmate! Que lo vamos a curar, no sé cómo, pero lo vamos a curar".

Repitió todo el tratamiento de nuevo, pero quedó una gran fibrosis de tejido cicatricial y el nudo abajo. Como muestra la siguiente foto.



Se observa claramente la diferencia de la posición de los nudos. Además la foto de la derecha muestra una segunda lesión en los tendones flexores. Se ve claramente la diferencia.



Aquí les dibujé una radiografía y un eco al mejor estilo de “La Técnica Rodriguera” usada en mi práctica y desarrollada en el campo venezolano cuando un caballo requiere mi ayuda y no hay corriente, ni hay ecógrafo, ni hay equipo de rayos X. El veterinario no se puede quedar de manos atadas, sin hacer nada, mientras el caballo está sufriendo frente a uno. Estas técnicas son gratuitas, pero uno debe  estudiar muchísimo y tener una base sólida de anatomía, fisiología, histología, bioquímica, y biomecánica para poder ser usada; y poder imaginar con sólo ver al caballo que está parado allí en ese lugar. !Amén! No hay otra forma, es gratis pero requiere mucha dedicación, constancia y la ayuda de Dios para que le  permita ver, entender  y discernir cual es el problema, sin aparato alguno.

Y me llaman de nuevo de Bolívar, otro cliente con un caballo accidentado con un misterioso dolor en un posterior y que nadie logra detectar y sanar. Es  la yegua que colea el Dr. Francisco Pancho Arreaza de Ciudad Bolívar.  Una hermosa yegua ruana llamada “La Pequeña Grachi”, propiedad de Francisco Arreaza quien es Juez Nacional de Coleo y que  disfruta coleándola en las mangas de Venezuela,  a pesar de haber sido diagnosticada y operada en forma efectiva por Caballosalud, con la ayuda de Dios; pero ésta es otra historia que será relatada en otra oportunidad.

Esa misma noche llame a mi alumno y amigo el Dr. José Gregorio Salas, @Caballosalud Monagas y hablamos para encontrarnos en Puerto Ordaz. A los pocos días, nos encontramos como siempre en el Aeropuerto  llegando en un vuelo nocturno, y la alegría es siempre la misma. Los dos me esperaban con una sonrisa tan grande como el Salto Ángel y a los minutos, ya estábamos en la Finca. Antes de hacer nada,  colocamos nuestras manos sobre el caballo, y oramos por sanación:




Luego de orar, revisamos bien al caballo  y esto es lo que encontramos esa noche. Aquí, en este video explico cual es su situación sobre la ruptura de los ligamentos :




Ante semejante lesión, yo la verdad es que no tenía ni idea de qué íbamos a hacer. Cuando aquel día me llama Ronmer, luego del segundo accidente, yo le dije por el celular que no se angustiara que lo íbamos a curar. Le pregunté a Ronmer si su hermana Bioanalista tenía una centrífuga y de inmediato salió en el carro a buscarla. A los minutos llegó con la centrífuga y unos tubos de ensayo. Eran de tapa morada, no había de tapa azul como dice la técnica para la obtención de plasma rico en plaquetas; pero  yo no iba a perder mi viaje y los usamos.

En este video les explico que harìamos ante este lesión:




Aquí está el plasma.

Luego de obtenido el plasma rico en plaquetas, lo aplicamos al área de la lesión y lo demuestro en este video para que todos vean y aprendan lo que hacemos en Caballosalud:



Seguidamente hicimos un masaje linfático y un vendaje. Aplicamos 10 cc de butazolidina intravenosa y 10 cc de ketoprofeno vía intramuscular, tratamiento que debía seguir   por 10 días. Ronmer me reportaba diariamente una mejoría importante y se comenzó a desinflamar rápidamente, al punto de que ya no se notaba  el lugar donde había ocurrido la ruptura de los ligamentos. Yo quedé impresionado con las fotos que me mandaba.

Aquí está el resultado final en esta fotografía.



Para que puedan notar donde ocurrió la lesión, en esta segunda foto marco con tinta roja el lugar donde los ligamentos estaban lesionados. Miren la posición del nudo luego del tratamiento.



¿Podría  decir que nosotros curamos lo que yo siempre pensé  no tenía cura? Una parte de mi mente me dice que si, que fueron mis manos, pero mi mente reconoce que eso no habría ocurrido sin la intervención de Dios quien me dio la sabiduría y sin la de su hijo Jesucristo quien me da el poder de sanar. Sin el amor, el empeño y diaria aplicación de los tratamientos que su propietario le puso a este caballo,  esta sanación no habría ocurrido.

Antes de este caso,  yo siempre decía que estos casos no tenían solución alguna; hoy en día pienso diferente. 

DR. CARLOS FEDERICO RODRIGUEZ GARANTON.
MEDICO VETERINARIO ESPECIALISTA EN EQUINOS 26 AÑOS DE PRACTICA PROFESIONA UCV-FCV.
MIEMBRO DEL INT EQUINE PRACTITIONER HAL OF FAME MEMBER BY THE AFJ 1999 USA.
CONFERENCISTA  NACIONAL E INTERNACIONAL. AUTOR DE ARTÍCULOS VETERINARIOS.
TELEFONO EN VENEZUELA +584143227648 WHATSAPP 
BBPIN26A567D1
E MAIL: carlosfrodriguezg@hotmail.com
TWITTER: @Caballosalud

Caballo, Yegua. Equitación, Western, Toros Coleados, De Paso, Polo...

Comentarios

  1. doctor, no me sale el video, el plasma como se aplica, tópico ó inyectado?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si deseas hacer algún comentario en cualquiera de los temas publicados en "Jinete y Caballo", recuerda no utilizar palabras irrespetuosas ni ofensivas.
Gracias por tu comprensión...

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo