El caballo, gran compañero

Jinetes. La persona abandona la categoría de paciente cuando está acompañada del animal.

Equinoterapia. Especialistas lo destacan como recurso para la estimulación o rehabilitación.

Fuente: lavoz.com.ar

Otro animal con grandes aptitudes para la zooterapia es el caballo. Especialistas mencionan tres ramas de trabajo de esta disciplina: la hipoteria (se aplica a niños con trastorno neuromotor de origen neurológico, traumático o degenerativo), la monta terapéutica (para necesidades de estimulación pedagógica y tipológica) y la equitación como deporte.

Ricardo Yarke, responsable del área de Equinoterapia de la Agencia Córdoba Deportes, cuenta que en el Estadio Mario Kempes se tratan niños, adolescentes y adultos con diversas patologías, como autismo, parálisis cerebral, ceguera, esquizofrenia, Síndrome de Down y adicciones, entre otras.

“Para nosotros, las personas que vienen no son pacientes, sino jinetes. Y la rutina con el caballo depende mucho de cómo se encuentra la persona y qué tiene ganas de hacer con el animal en cada encuentro. A veces lo alimentan, otras veces montan o simplemente lo cepillan. A través de cada una de estas actividades, se crea un vínculo entre el humano y el equino que se disfruta porque contiene mucho amor”, asegura Yarke.

En el caso de la neurorrehabilitación, Carlos Alberto González, especialista en Neurología y director Médico de la clínica Rita Bianchi (Tanti), destaca a la equinoterapia como “otro recurso en ese propósito de reorganización a través de información”. Un recurso, dice, con propiedades muy interesantes.

“El andar del caballo transmite a la pelvis de la persona un movimiento tridimensional, recíproco, que tiene mucho del propio de la marcha humana y la obliga además a un ajuste permanente del equilibrio postural siguiendo su centro de gravedad”, describe. Afirma que es una ordenada conjunción de datos visuales, del laberinto u órgano del equilibrio y de cambios continuos de posición del cuerpo y sus segmentos. “Con toda esta información, el sistema nervioso puede aprender un mejor control motor”, apunta. “Y lo puede transferir luego a otras situaciones funcionales, como permanecer sentado o parado”, añade.

Y –destaca– es agradable. “Y se realiza al aire libre, en contacto con la naturaleza, es de especial significado para personas que por sus problemas tienen limitaciones para este tipo de actividades”, concluye.

Jinete y Caballo

Comentarios

Temas más visitados

Colores de los Caballos o Pelajes del Equino

Parámetros de Construcción para instalaciones equinas. El ideal constructivo de un instalación equina. Toda explotación equina debe tener una instalación adecuada.

Beneficios del caballo para el ser humano

Estructura ósea de un caballo.

Partes de una silla de montar: armadura, estribera, asiento, faldón y la rodillera o taco.

Castración en el caballo

Avances para el diagnóstico de la Anemia Infecciosa Equina

Habronemosis cutánea en equinos ´´Llagas de verano´´

Alimentos para el caballo